Cada vez que una nueva película de Quentin Tarantino ve la luz, escuchamos a los críticos y espectadores especializados hablar de cómo tal o cual largometraje ha influido en la estética del director. Términos como Spaghetti Western o Grindhouse  son conceptos frecuentes en las reseñas de sus películas.

Tarantino tiene un peculiar gusto cinematográfico y a continuación te mostraremos y explicaremos de qué se trata cada una de sus influencias.

Spaghetti Western

 El género cinematográfico Western es típico del cine estadounidense. Ambientado en los paisajes indómitos del desierto al oeste de Norteamérica, sus personajes se caracterizan por no tener ambivalencias morales: el héroe es el bueno, el villano es el malo. Tuvo su época de oro entre las décadas del 40 y 60.

Cuando las productoras europeas comienzan a imitar este estilo, surge el Spaghetti Western que tomaba gran parte de los elementos que definían a su predecesor pero con películas mucho más violentas y con personajes rudos y turbios. La crítica las bautiza spaghetti (cuando la producción era italiana) de manera despectiva ya que por lo general el presupuesto era acotado aunque el resultado tenía un gran valor artístico. La mayor producción de estas películas se produjo entre los años 1960 y 1970 con Sergio Leone como mejor exponente.

 

Grindhouse y Blaxploitation

También llamado Cine de Explotación, es un género cinematográfico que  abarca temas como la explotación sexual, el consumo de drogas, la violencia excesiva, el crimen y el erotismo. Se habla de ‘explotación’ por lo recurrente de un tema en específico.

El Blaxploitation en particular, se centra en personajes afroamericanos: su cultura y a lo que se enfrentan. Una de las actrices más famosas del género a mediados de los 70’ fue Pam Grier,  protagonista también de la película de Tarantino Jackie Brown.

 

Cine de Artes Marciales

 De argumentos simples y bajos presupuestos, las películas de este género lograron cautivar al público gracias a sus acrobacias y coreografías.

Sonny Chiba es un actor japonés que logró ser uno de los primeros en lograr fama internacional con este tipo de películas. Una de las últimas actuaciones de Chiba fue en el largometraje de Tarantino Kill Bill, donde interpreta a Hattori Hanzo, el fabricante de katanas que además hace referencia al ninja famoso en la historia de Japón del mismo nombre y a quién Chiba personificó en la serie “El comando de las sombras”.

 

Las heroínas

Los personajes de las películas de Tarantino son siempre violentos, vengativos y con códigos de honor propios, pero en el caso específico de las chicas, éstas son “mujeres valientes, atrevidas, locas, fabulosas. Nadie escribe personajes femeninos como él” dijo Jennifer Jason Leight, protagonista de The Hateful Eight, y es que las heroínas de las películas de Quentin Tarantino son mujeres fuertes, que han sido víctimas de las circunstancias pero que deciden levantarse y enfrentar al mundo que las ha dañado, se vuelven dueñas de su propio destino a través de sus venganzas personales.

Lady Snowblood es una película japonesa que sigue a la asesina del mismo nombre y su venganza en contra de los que violaron a su madre y acabaron con su familia. Es innegable el parecido de la protagonista con O-Ren Ishii, el personaje de Lucy Liu en Kill Bill.

Comentarios

Comentarios