Un documental de Wincy Oyarce, que nos cuenta la historia de la mítica artista que fue reconocida en los años setenta.  Maggie de noche y Maggita de día, así lo define ella misma. Una mujer que trabaja de día en su colectivo y que de noche saca las plumas para entregarse al mundo bohemio de las artes, del canto y el baile.

Magdalena más conocida como Maggie, es de esas vedettes que en Chile ya no existen. Es completamente auténtica. Fue, es y seguirá siendo una estrella de la noche. A pesar del tiempo sigue vigente en escena, y su documental nos abre un poco más el mundo para conocerla.

- Publicidad -

No voy a mentir, ella irradia alegría y simpatía. Estamos en su Premiere: Es de noche, son las 21:00 horas aproximadamente, y ante una sala llena, aparece. Hace reír a todos, y su documental, nos hace reír aún más. Nos acerca más a ella. Nos cuenta su historia, nos abre las puertas de su casa y nos presenta a sus gatos, a su madre y a su familia. Nos muestra las plumas, el baile, el canto y su llegada con el público. Pero ‘La última vedette’ también nos cuenta de sus penas, la soledad, de su vida trabajando en un colectivo en la comuna de San Bernardo. No trabaja en eso sólo para ganarse la vida, a ella le gusta estar cerca del pueblo, de la gente.

El documental es muy interesante porque ella tiene un grito de lucha de feminismo y desde los años setenta imagina la lucha (Sí, son varios y varias las que aún se asustan con el término). Aún, mucha gente no entiende lo que es el feminismo, pero Maggie lo entiende hace bastantes años; lucha y se mueve por eso. También, hace algunos análisis políticos bien a la chilena, alzando la voz por varios. La gente aplaude cuando lo dice, mientras todos miramos el documental. En verdad, la gente aplaude y ríe a carcajadas muchas veces durante el documental. No es que su documental sea una comedia; es su desplante, su ironía y su simpatía lo que nos hace desbordarnos de risa con algunas de sus anécdotas.

Una mirada cercana, mítica, interesante. La Maggie es como un patrimonio cultural. Y como ella misma dice: “Lindo es tener un homenaje como este estando viva. La gente siempre reconoce el trabajo cuando uno está muerto.”

La invitación está abierta. Desde este 7 de diciembre las salas de todos el país te esperan para deleitar, reír y analizar, la vida y el trabajo de La última Vedette, Maggie Lay.

Para más información puedes seguir a La Última Vedette es un redes: Facebook e Instagram

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -