Lo sabemos. El cine y la literatura son medios y artes diferentes; hablan en idiomas distintos. Mientras la literatura habla principalmente el idioma de la palabra escrita, el cine utiliza el plano y el montaje. Sin embargo, ambos medios utilizan dichos lenguajes con el mismo fin: Contar historias. Es esta ansia narrativa presente en ambos que nos permite determinar si una película es mejor que un libro o viceversa, en la forma en que transmite, cuenta y narra. Si bien el libro tiene ventaja en cuanto a la duración, el cine en su campo audiovisual permite plasmar sentimientos que afecten de manera más personal al espectador. Estás películas si bien son difíciles de encontrar en el gran mar de adaptaciones literarias, tampoco son pocas. Aquí tienen 10 películas que son mejores que el libro.

El castillo ambulante de Howl: Dianne Wynne no está corta de imaginación, pero no tiene nada que hacer al lado de Hayao Miyazaki el “Walt Disney japonés”, quien adaptó está novela en una de las mejores películas de Estudio Ghibli. Llena de colores y con un imaginario muy profundo, la película hace muchas cosas mejor que el libro.

- Publicidad -

La lista de Schindler: Steven Spielberg realizó la mejor película sobre el Holocausto jamás realizada. Su dirección transmite sentimientos que la escritura de del escritor australiano Thomas Keneally no podría lograr. La escena de Oskar llorando por “Pude salvar uno más” conmueve hasta las lágrimas.

El Padrino: Mario Puzzo es Mario Puzzo. Y su novela es una excelente pieza de literatura. Aquí el debate es más cerrado, ya que ambas son obras maestras, pero el uso del montaje en la brillante escena del bautismo capta mucho mejor que el libro el paso de Michael de hijo prodigo a Padrino. Simplemente fenomenal.

El Resplandor: Stanley Kubrick realizó una carrear cinematográfica casi exclusivamente en base de adaptar novelas y en enemistarse con los autores originales. Lolita, La Naranja Mecánica y El Resplandor. El director leía una obra y la despojaba de su sentido original para darle su propio sentido, en muchos casos superando la original. En El Resplandor, Stephen King comete muchos errores que luego señala en su obra Mientras Escribo. La película de Kubrick se convirtió en un referente clásico del cine de terror.

El club de la lucha: Palahniuk escribió esto como parte de sus deberes de un taller de escritura al que se apuntó para pasar el rato y conocer a gente. Su perturbador estilo estaba aún cimentándose, por lo que él mismo reconoce que la película consigue sacar un jugo a la historia que la novela no termina de lograr.

Forrest Gump: En el libro Forrest se convierte en astronauta y llega al espacio. Si bien eso hubiera sido divertido de ver, la novela está llena de subtramas largas e innecesarias que no hubiéramos disfrutado tanto. Sin mencionar que Forrest es un personaje más gris, no el héroe inmaculado que todos amamos.

El Ladrón de Orquídeas (Adaptación): Esto ya es ponerse meta. Una película sobre adaptar el libro sobre el que se basa la película.  Con Nicolas Cage. Dos Nicolas Cage.

Chicas Pesadas: Tina Fey logró convertir un libro de autoayuda femenino en un clásico moderno de culto. Una gran hazaña, considerando el impacto que ha tenido está película en los tiempos modernos.

Sin lugar para los débiles: Los Coen son unos maestros del guion y la dirección, y el jugo que le sacan a está historia con las brillantes actuaciones, la tensión creciente y la mítica ambientación hacen está película una inclusión obligada.

Psicosis: Hitchcok compró todas las copias del libro porque no quería que nadie supiera el final. Haciendo diversos cambios en la trama como matando a la protagonista al empezar o cambiar el punto de vista narrativo logró crear uno de los grandes hitos del cine.

 

¿Qué película te gustó más que el libro?

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -