‘Eyes Wide Shut’ fue la última película de Kubrik, donde Paul Thomas Anderson tuvo la posibilidad de trabajar.

Paul Thomas Anderson se ha ganado el respeto y la atención en el mundo del séptimo arte, al dirigir películas como  ‘Magnolia’ (1999) o ‘Petróleo Sangriento’ (2007). Pero al igual que los grandes cineastas, inició muy joven con trabajos menores en producciones cinematográficas.

Según el autor Brian Raftery, que relata el encuentro en su nuevo libro ‘How 1999 Blew Up the Screen’, Anderson y Kubrik se conocieron en 1996 durante el rodaje de ‘Eyes Wide Shut’, la última cinta del reconocido director de ‘La Naranja Mecánica’ o ‘El Resplandor’, antes de fallecer en 1999. El entonces principiante Paul Thomas Anderson, tuvo la oportunidad de entrar al set gracias a su amistad con Tom Cruise, protagonista del film. Pero lejos de lo esperado, el encuentro con Kubrik quedó en su retina como un momento incómodo. Al notar el reducido y confidencial equipo realizador, el joven tuvo la ocurrencia de preguntar si siempre trabajaba con tan pocas personas. El director lo miró unos segundos, para luego responder ‘¿Por qué? ¿Necesitas más gente?’. Paul Thomas Anderson declaró haberse sentido un ‘idiota de Hollywood’.

La película, a pesar de ser la despedida de Stanley Kubrik, tuvo una tibia recepción entre la crítica especializada, además de ser estrenada tres años después del rodaje, que los protagonistas Tom Cruise y Nicole Kidman recuerdan como largo y accidentado. Kubrik falleció poco después del estreno.

Comentarios

Comentarios