La película Aladdín llega a los cines el 23 de mayo

La principal producción fotográfica de ALADDÍN se llevó a cabo en los prácticos escenarios de Longcross Studios y Arborfield Studios, ambos en el Reino Unido, así como en el Reino Hachemita al sur de Jordania.

La producción filmó en los imponentes paisajes desérticos de Wadi Rum y División Wadi de Jordania, donde se realizó Lawrence de Arabia. La Royal Film Commission ayudó mucho a la producción durante la filmación, incluyendo amplios servicios de producción, asistencia en logística facilitadora con autoridades locales, permisos de seguro para cine y el alquiler de 150 locaciones para complementar al equipo británico existente.

La diseñadora de producción, Gemma Jackson, que recibió un premio Emmy® por su trabajo de diseño de producción en Game of Thrones, fue la encargada de dar vida a Agrabah. Ella imaginó la ciudad como una puerta de entrada al mundo oriental, con una brillante variedad de colores, culturas y sonidos. Se inspiró principalmente en la arquitectura marroquí, persa y turca y en elementos característicos de Arabia, India y las culturas surasiáticas, ya que Agrabah es un país árabe de la Ruta de la Seda donde pueden encontrarse influencias de otras culturas.

El departamento de arte, bajo la supervisión de Gemma Jackson, construyó en sólo 15 semanas una enorme escenografía exterior de Agrabah, sobre un pre-moldeado de hormigón del tamaño de dos campos de fútbol, en Longcross Studios.

La decoración del set de Agrabah incluye telas, tejidos y tallados similares a los que se encuentran en Marrakech, muchos árboles, metales, frutas y verduras muy coloridos y un olivo de 1.000 años.

El patio de Agrabah, los puestos de mercado, los angostos callejones y los abarrotados techos fueron diseñados para amoldarse a la enorme coreografía y a los dobles característicos de los números musicales “One Jump Ahead” (“Un salto adelante”) y “Prince Ali” (“Príncipe Alí”).

La secuencia musical “Prince Ali” (“Príncipe Alí”) es la producción más grande en la película, con 250 bailarines y 200 extras. El diseñador de vestuario, Michael Wilkinson, y su equipo crearon más de 200 atuendos sólo para los extras.

El camello de flores amarillas de 9 metros sobre el que el Príncipe Alí llega al palacio se realizó con 37.000 flores y le tomó a 15 fabricantes de modelos tres semanas en hacer.

El director de fotografía, Alan Stewart, tenía siete cámaras filmando la fastuosa producción “Prince Ali” (“Príncipe Alí”) para capturar todos los detalles del desfile. Para la secuencia “One Jump Ahead” (“Un salto adelante”) colocó una cámara GoPro en la cintura de Mena Massoud, para capturar escenas desde el ángulo de Aladdín, mientras corre y salta a través de los angostos callejones y los techos.

El equipo de efectos visuales creó 40 minutos de animatics y previsualizaciones para el número musical “Prince Ali” (“Príncipe Alí”) para dar a los cineastas una mejor idea de la coreografía que se incluiría.

La habitación de Jasmín en el palacio refleja la inteligencia y la fortaleza de su carácter. La decoración de la escenografía incluye libros, mapas, opulentos tapices y piezas de arte coleccionadas por la princesa.

La cama de Jasmín fue duplicada en tamaño, para que ambos la princesa y su tigre Rajah pudieran acomodarse sobre ella. El acolchado de la cama fue bordado a mano en Pakistán para honrar al reino de la difunta madre de Jazmín, Shehrabad, en el sur de Asia.

La Caverna de las Maravillas se creó con una combinación de escenografías prácticas y trabajos de efectos visuales. Los interiores fueron construidos sobre estudios de sonido en Longcross Studios e incluían una enorme cabeza de león en la entrada a la caverna y formaciones rocosas artificiales cubiertas por joyas y diferentes tesoros. La decoradora de set, Tina Jones, consiguió joyas de toda la región, que son muy coloridas y brillantes. Algunas fueron moldeadas en caucho y colocadas sobre el piso de la caverna, para que los actores y el equipo pudieran caminar con comodidad.

Se utilizó casi todo tipo de trabajo de efectos visuales en ALADDÍN, incluyendo animación del personaje, captura de movimiento facial, extensiones de escenografía, entornos digitales y simulaciones de efectos especiales.

El supervisor de efectos visuales, Chas Jarrett, construyó una plataforma hidráulica de 6 ejes para usar en la secuencia de la alfombra voladora en “A Whole New World” (“Un mundo ideal”). El pozo sobre el que se sentaron Mena Massoud y Naomi Scott era controlado por un dispositivo de entrada operado manualmente, que movía cientos de alfileres hacia arriba y abajo y hacia los lados, sobre una pantalla azul que mostraba fondos filmados con anterioridad.

El compañero de Aladdín, Abu, fue completamente digital y basado en un mono capuchino.

La diseñadora de maquillaje y peinados, Christine Blundell, creó una peluca, una barba y un bigote que usó Navid Negahban en su rol de Sultán. Cada una de las piezas, coloreadas para que combinaran con su color natural, tenía cabello auténtico entretejido. El proceso completo llevaba 45 minutos todos los días.

Comentarios

Comentarios