Poco a poco tanto series como películas se están ganando lugar en el mercado mundial, llegando a las salas de cine en Europa y América.

Muchos crecieron viendo anime, destacándose entre los más conocidos, Dragon Ball, Super Campeones, Pokemon, Digimon, Naruto, entre muchos otros, por lo que la masificación de las series animadas de Japón a occidente, es algo que viene sucediendo de forma paulatina desde los años ochenta hasta hace algunos años, donde vio un alza en su consumo dentro de latinoamérica, estados unidos y europa, volviéndose un fenómeno popular que no hace más que crecer.

Es por esto que no sorprende que a los cines de oriente comienzan a llegar películas animadas originadas en el país del sol naciente, como son películas del legendario estudio Ghibli y de creadores independientes, como es el caso de Mamoru Hosoda y Makoto Shinkai, quien se volvió famoso alrededor del mundo con su película “ Kimi no Na wa” y que este año lanzará una nueva cinta  “Tenki no Ko”.

Con plataformas como Netflix, Hulu y Crunchyroll, plataforma dedicada exclusivamente al steaming de anime, se ha vuelto más fácil el acceso a este tipo de material audiovisual, causando que cada vez más personas se familiaricen con este mundo, que tiene dentro de su catálogo series y películas de carácter infantil, de terror y obras de autor que son por lo menos intrigantes.

Es muy probable no haga más que aumentar con el paso del tiempo y quizás llegue a tener la misma importancia que los productos animados de estados unidos.

Comentarios

Comentarios