En The Hunt, veremos la vida de Lucas (Mads Mikkelsen), un hombre divorciado que tiene un hijo adolescente llamado Marcus.

Lucas tiene conflictos con su ex mujer, que le da problemas para que su hijo pueda ir con mayor frecuencia a su casa a visitarlo. Pero él trata de vivir su vida con más “normalidad”, y se relaciona activamente con su grupo de amigos de caza, trabaja en una guardería y también se estaba atreviendo a incursionar otra vez en el amor.

Todo cambia cuando la calma del protagonista se quebra de forma burlesca y cruel, debido a una falsa acusación de violación por parte de Klara, hija de su mejor amigo, quien asiste a la guardería donde él se trabajaba. Es ahí cuando Lukas se encuentra en un espiral de difamación, desprecio y hostigamiento colectivo, dejándolo en la más completa y desgarradora soledad, junto a su mascota Fanny, la cual igualmente termina arrebatada de su vida.

Esta parte de “The Hunt”, podría llevarnos a reflexionar sobre el actual modo de uso de las redes sociales para condenar a las personas sobre sus actos.

Enjuiciar a alguien quitándole la inocencia absoluta, debe ser una experiencia muy dolorosa y difícil de cruzar. A lo largo de la película podremos ver como el protagonista es juzgado y observado como un tumor que debe ser
extirpado, mirando solo las espaldas de las personas que se decían llamar amigos. Además veremos como el rumor se propaga como una plaga, sembrando el pánico dentro de la comunidad, dibujando la sombra de Lukas como la de un horrible monstruo.

Mientras “Jagten” (The hunt) avanza, observaremos la total incompetencia e irresponsabilidad por parte de los padres Klara, las personas encargadas de velar por el cuidado y protección de la ella, quien es dejada sola frente a un mundo totalmente desconocido.

Por otro lado, la música baila de forma muy sincronizada con cada situación y sentimiento, que predomina en cada hecho. Los hermosos y fríos paisajes de Dinamarca contrastan amargamente con la situación tan corrosiva que presenciamos.

Quedarás pensando mucho rato luego de terminar esta gran película. ¿Está asegurada en nuestros días la presunción de inocencia?

Comentarios

Comentarios