La película Sputnik: Extraño pasajero, nos transporta a 1983 con un relato de ciencia ficción y aires de terror.

En 1983 dos cosmonautas soviéticos regresan a la Tierra después de un viaje especial. Sin embargo, un tercer pasajero, una parásito espacial, vuelve a bordo con ellos. Las autoridades soviéticas deberán decidir que hace con uno de los cosmonautas (Pyotr Fyodorov), que tiene el parásito en su interior…

Parte de la crítica a relacionado a Sputnik con la película Alien de Ridley Scott estrenada en 1979, pero para ser honestos, la cinta tiene muy poca semejanza con la obra, donde solo comparten el mundo de los alienígenas y la ciencia ficción.

¿Quieres ganar invitaciones para ver Sputnik?

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
Artículo anterior‘Parásitos’, la mejor película que vi en 2020
Artículo siguienteEmar y su cuento “El Pájaro Verde”.