¿Sentiste alguna vez que el mundo se te acaba luego de que la persona que amabas decidió ir por otro camino? Entonces este libro es el indicado para ti. Ex. Porque todo tiene que terminar es esa historia que nos hace agarrar Spotify y cortarnos las venas porque sentimos que hemos quedado completamente vacíos.

¿Pasaste un 14 de febrero pensando si tu amorcito estará con otro/a? Imagina terminar un 13 de febrero… Así comienza la historia de Felix, quien queda sin Pía, la mujer que amaba. Desde aquí ya podemos identificarnos con este personaje que da rienda a esa aventura que parece eterna… reconstruir los pedazos de nuestro corazón y seguir adelante.

Lo vemos enfrentarse a sus propias emociones: razonamiento, amor propio, despecho, calentura, sumado del proceso de aceptación que conlleva el quiebre de una relación. Preguntarte mil y una vez ¿por qué tuvo que terminar?, enojarte porque se ha ido y no te amaba como tú. Negarte a que no hay vuelta atrás, odiar, amar y luego soltar. En palabras pareciera tan simple, pero para quienes lo hemos vivido, sabemos lo difícil y eterno que puede ser.

Calentura: Pensar en lo mucho que te gustaba esa persona y querer encontrar la forma de un remember o bien, comenzar el proceso de despecho por medio de citas o salidas para tratar de subir tu autoestima, que se encuentra ahora mismo por el piso, para por lo menos que un encuentro sexual, si tienes suerte, te haga olvidar por una noche… aunque no nos engañemos, ella/él estará en tu cabeza.

Soledad: Estar con alguien o estar rodeado de gente y sentirte completamente solo porque ya no está aquí.

Estos son algunos de los procesos que vemos graficados en esta novela de PUKLIN, que para los melancólicos, es un reflejo de nuestro melodrama en una gran aventura para intentar superar aquella relación que tanto nos marcó.

¿Estuviste pensando en alguien mientras leías estas líneas? entonces Ex. porque todo tiene que terminar es perfecto para ti.

Comentarios

Comentarios