Es increíble como Marvel Studios nos sorprende semana tras semana con los nuevos capítulos de WandaVision, es por eso que en este apartado haremos un breve análisis de lo que pudimos observar en el tercer capítulo de esta serie. Avanzando con esta historia, ahora nos situamos en la época de los años 70’, y es necesario resaltar el excelente trabajo del equipo encargado del diseño de producción, y vestuario, pues realmente es como si volviéramos cincuenta años atrás y encendiéramos el televisor para mirar “Hechizada” o “The Brady Bunch”.

Pues sí, continuamos con el estilo sitcom, ahora con colores, situaciones ajenas de lo que siempre hemos visto en el Universo Cinematográfico de Marvel, pero ejecutadas de manera magistral, sin embargo, a pesar de ser testigos de todas estas circunstancias extrañas, como el acelerado embarazo de Wanda, o el vecino cortando la pared, hay una de estas que vale la pena destacar y enfocarnos, muy detenidamente, y esto gira precisamente en torno a Vision.

En un momento, en la sala de su casa, después de que el médico que está revisando a Wanda, se marcha, Vision empieza a sospechar de la realidad que están viviendo, pues el no puede entender como en un lapso de 12 horas, las primeras semanas de embarazo de su esposa, se convirtieron en 6 meses de embarazo, y luego en 9 meses, en cuestión de minutos, este hecho lleva a Vision a decirle a Wanda que “algo no está bien aquí”, así que al escuchar esto Wanda ella vuelve a manipular el tiempo para que las cosas sucedan de manera diferente.

Entonces esta es la cuestión, primero, por si quedaban dudas, aquí podemos más que confirmar que Wanda es la que está controlando esta realidad, pero, ¿Qué sucede con Vision? ¿Está muerto en realidad, o hay la posibilidad de que siga con vida? Planteamos esta segunda interrogante, por qué, si Vision fuera una simple ilusión más, controlada por Wanda en el pueblo de West Ville, por qué ella permitiría que Vision esté consciente de una verdad que ella no quiere aceptar. Es algo completamente absurdo, fuera del resto de situaciones que de por sí, son extrañas.

El momento más creepy de este tercer capítulo es después de que Wanda da a luz, a sus hijos, los gemelos Wiccan y Speed; pues Wanda menciona con nostalgia a Pietro, a lo que Geraldine responde mencionando a Ultron, mientras tanto, afuera el vecino Herb, junto a Agatha, le mencionan a Vision que Geraldine es una persona extraña, sin familia, ni hogar, ni esposo. Agatha incluso calla a Herb cuando este le iba a decir a Vision “ellos nos están…”, lo que provocó que las sospechas de Vision vuelvan, y también podemos ver que Agatha está perfectamente consciente de todo lo que está sucediendo, al igual que Wanda.

Al final vemos como Wanda toda furiosa expulsa a Geraldine desde su casa, pasando por un portal hacia nuestra tierra, y, después se reúne con Vision, como si no pasara nada. Las cosas se ponen cada vez más complicadas con nuestros personajes, muchas preguntas, pocas respuestas, pero será increíble ver el desenlace y la recompensa que tendremos en los próximos episodios. ¿Opiniones? Déjala en buzón de comentarios.   

Comentarios

Comentarios