Hay que ser muy “insectos” para juzgar algo desde el prejuicio, tal como lo han hecho con Dragon Ball recientemente en España. Y digo prejuicio, porque calificar de “sexista” a una serie como Dragon Ball, solo se puede hacer en dos posibles escenarios: el primero, nunca vio la serie, o el segundo y hasta el peor, la vio pero no entendió el poderoso mensaje en cuanto al rol de las mujeres en el argumento no solo de Dragon Ball, sino de sus dos secuelas: Z y GT. 

Empecemos por los dos personajes que indudablemente podrían calificarse de ser los más sexistas y machistas de la serie: El maestro Rochi y Ulong. La verdad es que sí, ellos como personajes son extremadamente abusivos y manipuladores a la hora de tratar a una mujer, claramente se nota que sus decisiones la toman desde una postura muy sexual, Rochi es una acosador y Ulong, parecía que secuestraba niñas para que hicieran oficio en su castillo, y digo parecía porque luego se aclara que están allí por voluntad propia, ya que al contrario de lo que parecía, estas niñas no están haciendo oficio, sino que están gozando de las riquezas del castillo, mientras Ulong intenta sacarlas. 

Sin embargo, que estos dos personajes sean así, no extrapolan a la totalidad de la serie y más aún, OJO A ESTO: cuando en ningún momento, sus actos son aprobados o validados, o visto como correctos, al contrario, son reprendidos con vehemencia. 

Rochi, por más acosador que sea, nunca puede acceder a ninguna mujer, porque ninguna se lo permite, pues estas mujeres, no dudan en propinarle una paliza; esto en vez de presentarse como una ofensa ante la sociedad, es una advertencia del tipo de personajes que abundan en el mundo, hombres que se aprovechan de su postura de poder para acceder a mujeres. Por un lado, advierte a las mujeres del peligro, pero les enseña a hacerse respetar, y por otro, a los hombres les enseña, que no se consigue nada acosando y ultrajando la dignidad de una mujer. 

Ahora pasemos a lo que más me molesta de por qué no debería tildarse Dragon Ball de sexista, porque si bien, analizando a Rochi o Ulong, podemos encontrar signos machistas y despreciables, con el rol de las mujeres NO van a encontrar nada que se pueda reprochar. 

Veamos el caso de Milk, es una luchadora, ruda y tenaz, cuando conoce a Gokú, se enamora de él y hasta ahí todo bien. Luego al final de esta primera entrega del anime, Gokú y Milk, se casan a los doce años, ¿doce años? Sí, luego de ello tiene a Gohan a los 18. Milk, asume ser ama de casa, no porque Gokú se lo pida, sino porque ella toma la decisión, ¿y por qué toma esta decisión? Hay que entender su contexto, ella se cría en el campo y le enseñaron que debía casarse para realizarse, y eso es lo que hace, pero en el fondo hay un profundo aprendizaje, y es que si tomas decisiones adultas “como casarse”, a una edad inmadura, tu vida va a estar supeditada a esa decisión. ¿Cómo sé que esto quiere decir el argumento? Porque el ejemplo contrario está en el mejor personaje de toda la serie: Bulma. 

Quienes hayan visto la serie, sabrán que Bulma tiene la curva de maduración de personaje mejor construida y hasta la más políticamente correcta, al principio ella busca las esferas del dragón para conseguir un novio, (sí, ¿por qué el objetivo de una mujer debería ser un hombre?), ese es su objetivo a esa edad, inmadura, pero el hecho de perseguir ese objetivo, la lleva a desarrollar una tecnología que solo ella puede construir y en el camino se da cuenta que su objetivo, no es más que un capricho y un deseo adolescente. Conoce a Yamcha y continúa su camino de convertirse en la mejor científica del planeta, ¿lo consigue? Claro que lo consigue. 

Primero, Bulma se da cuenta que Yamcha no le aporta nada a su vida, ¿y adivinen qué hace? lo termina, ¿y por qué lo hace? Intuyo que es porque Yamcha es completamente dependiente de ella. Así conoce a Vegeta, un tipo frío y distante, pero en el fondo con un sentido de protección y lealtad como la de ningún otro, ¡perfecto, el príncipe (literal) que ella necesitaba para seguir su vida de científica! Toda la tecnología que vemos en Dragon Ball, Z y GT, es diseñada y fabricada por Bulma, ella construye la Cámara de Gravedad, ella construye el radar del Dragón, ELLA diseña y crea la máquina del tiempo, y además es recontramillonaria. No es dependiente de su pareja, es una mamá ejemplar y sus decisiones de vida son conformes a su madurez emocional y a su alto nivel intelectual. Si eso no es el ideal de una mujer, ¿díganme qué es? 

Ni hablar de otros personajes femeninos poderosísimos en todas las tres entregas del anime: Videl es la humana más fuerte del planeta y es profesional en artes marciales, No. 18 después de una vida delictiva se junta con Krilin para llevar una vida más tranqui, y Pan se va recorrer el espacio con su abuelito a la edad de 12 años. 

Satanizar cualquier manifestación contraria a un pensamiento progresista, sin antes ponerle lupa al contexto, y priorizar las formas por encima del racionamiento, nos va a llevar a una nueva etapa de oscurantismo, de la que no podremos revivir ni con las esferas del dragón. 

Sígueme en Instagram o Twitter como: @marcelinocc16

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
FuenteMarcelino Cuéllar Castro
Artículo anteriorLa Tusa lanza “El Zoológico de Simón”, su single más maduro hasta la fecha.
Artículo siguiente“Spirit:el indomable”: Próximamente en cines