Emily Jane Stone comenzó a representar obras de teatro acudiendo al Valley Youth Theatre de Phoenix. En su adolescencia decidió convertirse en actriz, por lo que se trasladó a Los Ángeles, California.

Su debut tuvo lugar en 2005, en la serie “The new partridge family”, a la que siguen diversos trabajos también con pequeños papeles en series como “Medium” o “Malcolm”.

Su primer filme cinematográfico fue la comedia adolescente “Super Cool” (2007). Gracias a esto, le dio el paso para aparecer en otras películas como “Un rockero de pelotas” (2008), “The House Bunny” (2008), “Paper man” (2009), “Bienvenidos a Zombieland” (2009), “Easy A” (2010), entre otras.

En “Criadas y Señoras” (2011) interpretó a una periodista llamada Skeeter Phelan que escribe un libro sobre testimonios de criadas negras, comedia dramática ambientada en los años 60.

En 2014 participó en “Magia a la luz de la luna” dirigida por Woody Allen, comedia ambientada en la Costa Azul que está co-protagonizada por Colin Firth. También apareció en “Birdman” donde interpreto a la hija de Michael Keaton.

En 2016, interpreto a una aspirante a actriz en “La Ciudad De Las Estrellas (La La Land)” papel por el cual obtuvo un Globo de Oro y el Oscar a la mejor actriz protagonista.

En el año 2017, Emma fue nombrada por la revista Forbes la actriz mejor pagada del mundo.

En la serie “Maniac” (2018) de Netflix, fue protagonista junto a Jonah Hill. Además, fue parte del elenco de “La favorita”, donde Emma dio vida a Abigail Masham. Por su interpretación recibió una nominación al Oscar como mejor actriz secundaria.

 En el año 2019 estrenó la secuela de “Zombieland”, “Zombieland: Mata y Remata” (2019).

Y su más reciente aparición fue en “Cruella” de Disney. Hoy en día se encuentra en la producción de “Poor Things”, con dirección de Yorgos Lanthimos; y la teleserie de comedia “The Curse”.

¿Cuál de sus trabajos ha sido tu favorito?

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
FuenteTraecy Delgado
Artículo anteriorTrayectoria de Paulina García en la pantalla grande
Artículo siguienteUna mirada hacia las interpretaciones de Ethan Hawke