Martín Scorsese es uno de los más grandes directores de cine de la historia. De eso no hay duda, y hoy vamos a hablar de una de sus grandes películas; Casino. No es un casino online por si hay algún despistado por ahí.

Es una de las obras más recordadas de Scorsese, que junto a Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone, nos sumergen en una historia ambientada en los años 70.

Aquí seguiremos la historia de Sam “Ace” Rothstein (De Niro). Personaje que se le encarga la dirección del Casino de Tánger en Las Vegas y que pertenece a la mafia del medio oeste. Fue estrenada en 1995 y es una de las últimas colaboraciones entre Scorsese y De Niro.

Pero, en este post queremos contarte algunas curiosidades de este film, que tal vez no sabías.

Se basa en hechos reales

Los personajes y algunos hechos de la película como el atentado con el coche o el robo al casino, sucedieron en la vida real. Asimismo, los tres personajes principales tienen su inspiración en personas que vivieron y padecieron las mismas circunstancias.

Por ejemplo, Ginger McKenna (Sharon Stone) está inspirada en Geri McGee, una corista de los casinos de Las Vegas que murió a causa de una sobredosis en 1982. Además, estaba casada con Frank Rosenthal, en quién se inspiró Scorsese para el personaje de De Niro.

La escena más violenta fue un hecho real

Al ser basada en hechos reales y ser la violencia una constante en las películas de Scorsese, está escena no podía faltar. Hablamos de la parte donde Nicki Santoro (Pesci), hace que el ojo de Tony Dogs salga volando al presionar su cabeza con una prensa.

Una escena que quedó grabada en la retina de muchos. Pues bien, en la vida real sucedió, y tuvo un final peor. Porque la víctima en este caso fue quemada en vida por Anthony Spilotro, en quién se inspira el personaje de Santoro.

La mamá de Scorsese participó en la película

Cómo es costumbre en las películas de Martin Scorsese, su familia siempre tiene papeles menores. En este caso fue su madre, Catherin, quién interpretó a la mamá de Artie Piscano. Anteriormente, había participado en una escena memorable en Goodfellas (1990).

Pero no ha sido en las únicas. En total la señora Scorsese participó en nueve películas de su hijo. Por su parte, el padre de Martin tuvo papeles pequeños en ocho films, siendo el último en La edad de la inocencia (1993). 

Sharon Stone estuvo cerca de perder su papel

A pesar de que Casino destaca por las grandes actuaciones, una de las más reconocidas fue la de Sharon Stone. Encargada de dar vida a Ginger McKenna, una bailarina, corista y drogadicta que se enamora de Sam.

Este personaje le valió a Stone, una nominación al Oscar. De hecho, fue la única nominada de la película. Toda una sorpresa. Pero lo curioso es que estuvo a punto de perder el papel.

Faltó a las dos primeras citas con Scorsese y luego de una tercera, el personal de producción siguió mirando otras actrices. Estuvieron en la lista, Nicole Kidman, Cameron Díaz, Uma Thurman y hasta Madonna.

Finalmente, Sharon convenció a todos de que ese era su papel y pudo interpretar uno de sus mejores personajes.

En una gran película de uno de los mejores directores de cine de la historia no podían faltar las curiosidades. A lo que debemos agregar que fue la última vez que De Niro y Scorsese trabajaron juntos antes de hacer The Irishman (2019).

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -
VíaMundo Películas
Artículo anteriorCries, banda nacional estrena videoclip inspirado en el crimen de “Antares de la Luz”.
Artículo siguienteLas mejores películas que tratan sobre videojuegos