Por Fernanda Ulloa

Karla Grunewaldt (23) actualmente deslumbra con sus videos cinematográficos y canciones llenas de sentimientos. Entre sus trabajos más destacados se encuentran los temas “Desatar” y “Cegando a la razón”. A raíz de la actual pandemia que vive el mundo entero, la artista escribió sobre la experiencia de estar en cuarentena, dándole una mirada positiva al problema. A principios de este mes se estrenó el nuevo single “No es el final”, producido por Daniel Grunewaldt y Loreto Bisbal.

Inició su carrera musical cuando tenía 14. En  2012, comenzó a subir covers a Youtube, de artistas como Birdy y Bon Iver.  “De esa forma desarrollé un gusto por hacer interpretaciones de otros artistas, pero en un momento empecé a componer y crear mi propia música. Quería ver la sonoridad, el estilo y la primera fue el 2019 con “Desatar””, explicó Karla.

Antes de ser cantante siempre quiso ser directora de cine, pero a medida que fue desarrollando el canto y la música se encantó, incluso tenía muchas ganas de actuar pero se ha podido vincular en sus videos musicales.

Karla se caracteriza por sus looks de fantasía y una voz con una textura muy particular que dan escalofríos -de los buenos- y logra emocionar profundamente con su canto. Para conocer más de sus inspiraciones e ideas tras sus vídeos y creaciones musicales, conversó con nosotros:

¿Qué te inspira a escribir tus canciones?

Me inspiro en anécdotas que yo experimento y anécdotas de otras personas. Creo que uno como artista adquiere un rol empático con el otro para poder sentir lo que experimenta la otra persona. Uno se vuelve un actor en cierta medida cuando es artista musical, tratas de plasmar en tu música una situación que puede haber vivenciado otra persona. Rupturas amorosas, experiencias de cuarentena, no poder ver a las personas que extrañas, volver míos esos sentimientos: dolor o felicidad, todo eso me inspira. Y otra cosa que me inspira muchísimo es la naturaleza, lo orgánico, al momento de componer es súper determinante para mi ver imágenes de espacios naturales, conectarme con eso.

¿Qué querías transmitir con “No es el final”?

Quería entregar una visión distinta de la cuarentena. Me he dado cuenta que la visión que tenemos muchos, incluyéndome, es un poco desesperanzadora. Pensar cuándo terminará esto, los proyectos que quedan perdidos, todo este contexto ha puesto un cambio en la forma de vida. Va a pasar mucho tiempo para que podamos ver gente, ir a un concierto, ir al cine. “No es el final” surge por esto, ver la cuarentena como un momento de conocerse más a uno mismo. Muchas personas han podido identificar fortalezas suyas. Uno puede tomar este tiempo para crecer, mirar más dentro de sí. Quería entregar algo de esperanza a través de la canción.

¿Cómo ha sido el recibimiento de la canción?

Ha sido muy bueno, y creo que eso tiene que ver con que la gente se identificó con la canción. Varias personas me escriben: “Karla necesitaba que alguien me entregara otra visión de todo lo que está ocurriendo, me sirvió mucho la canción”. El mensaje puede ser muy sanador. La gente la ha compartido harto.

¿Cómo fue el proceso de crear en cuarentena?

El proceso creativo es complejo, yo creo que es desafiante porque uno está en cuatro paredes y encontrar inspiración así es complejo. Yo soy una persona que le gusta interactuar con otros. Escuchar opiniones, tener un equipo, tener salidas recreativas y todo eso se pierde. Pero tengo la suerte de tener a mis músicos en casa. Mi hermano es pianista, mi mamá es la productora musical del proyecto, mi papá es músico también y con ellos me inspiro. He superado este bloqueo creativo metiendome harto a internet, ver muchas películas (el cine es muy importante para mi proyecto), escuchar música de otros artistas y encontrar inspiración ahí.

El video va a ser participativo, ¿porque lo quisiste hacer así?

Personalmente me gusta mucho tener una relación cercana con los seguidores. En este tiempo he tratado de formar una especie de “tribu”, que no me vean como una persona tan lejana, que suele pasar con los artistas más famosos. Por eso trato de hacerlos partícipes, que son importantes en este proyecto, que tienen algo que aportar y además son personas súper creativas. Me encanta que otros puedan mostrar sus talentos. Cantar, bailar, dibujar, actuar la canción. Es un agradecimiento a ellos que me vienen siguiendo hace harto tiempo.

Hablando del look del cover, ¿de dónde sale la inspiración?

Para el último single me basé mucho en “La Princesa Mononoke” de Hayao Miyazaki, que me gusta mucho. Todas sus películas son increíbles pero esa película es mi principal referencia. Me gusta entregar una estética de guerrera, más empoderada, que esté acorde a la canción. Me gusta que mis seguidores se conecten con la fantasía, que los haga salir de la realidad.

Tus videos son súper cinematográficos, ¿que tienen en común?

Tienen en común que abordan temáticas introspectivas. No son videos tan concretos. Hay que verlos más de una vez, analizarlos, descifrar el video. Conectan con el plano de la fantasía. A través de mi música y los videos quiero que la gente pueda tener estos procesos introspectivos. “Desatar” habla del amor propio, de aceptarse a uno mismo, de reconocer la piel. Lo que quisimos hacer junto a Iñaki Velásquez – el director – era transmitir esto con seres mágicos que empiezan como personas normales y de a poco van aceptando esas cosas que los hacen especiales, y los vuelven mágicos. Pasando a “Cegando a la razón”, que habla de un amor más romántico, pero con personas que están en diferentes planos. Uno está en la fantasía y el otro en la realidad.

En cuanto al cine, ¿cuáles son tus referentes favoritos?

Me inspiro harto en directores de cine, uno que me inspira mucho es Guillermo del Toro, por esta estética tan propia. Otro director que me inspira harto es el director de “Call me by your name”. Ambos tienen una estética clara, eso me gusta harto. En cuanto a películas serían “Call me by your name”, “El laberinto del fauno”, las películas de Hayao Miyazaki. A nivel de series, estoy obsesionada con “Dark”. Fue increíble que junto a Iñaki Velásquez – el director de “Desatar”- nos dimos cuenta que el videoclip tiene demasiado que ver con esa serie. Las dimensiones, los planos de existencia, el jugar con el tiempo. Fue súper entretenido ver que nosotros llegamos a algo de ese tipo y harto tiempo antes de verla.

¿Cómo te ves a corto plazo y largo plazo en tu carrera? ¿Qué esperas?

En un corto plazo una meta que tengo es musicalizar una película, ya sea de directores emergentes, cineastas nuevos. Ponerme en el lugar de un personaje cinematográfico, amaría hacer eso. También me encantaría tocar en vivo junto a mi banda. Desde festivales pequeños o grandes, como Lollapalooza. A largo plazo también voy a seguir perseverando para eso.

Comentarios

Comentarios