La película de Sebastián Lelio estrenada en 2017, goza de varios premios nacionales e internacionales, entre los más destacados, está el Premio Platino a la Mejor Película Iberoamericana de Ficción, y el Premio Óscar a la Mejor Película Extranjera, categoría ahora nombrada como Mejor Película Internacional. En esta reseña, haremos un breve análisis de este fenómeno de la pantalla grande.

La historia narra la vida de Marina Vidal (Daniela Vega) una mujer transgénero que vive con su novio Orlando (Francisco Reyes), el cual, al fallecer, deja a Marina en una situación muy complicada de enfrentar, específicamente con su familia. Aunque no tenemos mucho tiempo en pantalla entre Orlando y Marina, desde que estos empiezan a interactuar, con esa fantástica escena introductoria de Marina cantando “Periódico de ayer”, podemos darnos cuenta del gran trabajo de preparación de ambos actores para lograr una relación orgánica y real.

El guion es uno de los puntos más fuertes de esta película, pues Sebastián Lelio junto a Gonzalo Maza se atreven a contar una historia que muestra la realidad de lo actualmente es el pan diario de cada ciudad en cada país, la homofobia, la transfobia. Aquí podemos ver de cerca, lo que en la vida real no podemos ver, o no conocemos, los obstáculos, las injusticias, los insultos, el abuso, que una persona puede hacer a otra. Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos sido víctima de alguna de estas situaciones, el punto de esto es nuestra respuesta.

A lo largo de la trama vemos como la vida de Marina comienza a derrumbarse de un momento a otro, como su vida comienza a ser perpetrada de diversas maneras, y eso es algo que ella no pudo cambiar, y es que nosotros no podemos cambiar los eventos que suceden a nuestro alrededor, pero nuestra postura ante ellos, sí que podemos controlarla, y ese es el punto de todo.

Marina no permitió que los eventos a su alrededor la definan, que las palabras de la exesposa y del hijo de Orlando la definan, su compostura, su fuerza, su amor tan puro a un perrito es lo que la definen como una mujer fantástica. Respecto a la parte actoral, me parece que la interpretación de Daniela Vega alcanza para llevar la carga de la protagonista de la cinta. Muchos estarán en desacuerdo a nivel local, pero todos vemos de manera diferente las cosas.

Vestuario, sonido, montaje, fotografía, la película cumple de manera correcta, y Daniela Vega tiene una voz Mezzosoprano espectacular. Es por ello, que este año la veremos en la próxima serie musical que prepara España para Netflix “Érase una vez, pero ya no” creada por Manolo Caro, todas las novedades de la serie, la tendrán aquí, en Mundo Películas.

Por: Santiago Naranjo / Ecuador

Comentarios

Comentarios