Los cineastas y productores Karin Cuyul y Picho García presentarán sus más recientes propuestas en el marco de los IFFR PRO DAYS, encuentro de industria del Festival de Cine de Rotterdam que comienza el próximo 1 de febrero.

Como un gran puntapié para este año comenzó la participación en el Festival de Cine de Rotterdam de tres prometedores profesionales del audiovisual chileno, seleccionados en el encuentro de industria Rotterdam Lab que busca insertar a productores emergentes en el mercado internacional.

Luego, a partir del 1 de febrero, otros dos creativos cineastas y productores nacionales, trabajarán en busca de la internacionalización de sus nuevas propuestas en el prestigioso espacio del certamen europeo IFFR PRO DAYS, que acoge a profesionales con miradas pioneras y auténticas.

Apoyando el lanzamiento de estas nuevas ideas a la industria cinematográfica internacional, la marca sectorial de ProChile, CinemaChile, respaldará el trabajo de los cinco profesionales esperando que encuentren las conexiones adecuadas para financiar sus proyectos en esta primera escala internacional del cine chileno.

LOS PRIMEROS “IFFR PRO DAYS” VIRTUALES

El encuentro decidió celebrar su edición online entre el 1 y el 5 de febrero buscando apoyar e inspirar a la comunidad cinematográfica a través de una sólida plataforma digital para que todos sus programas puedan realizarse sin inconvenientes.

Aquí la directora y productora Karin Cuyul (Pequén Producciones) y el productor y también cineasta Picho García (Grieta Cine) trabajarán para robustecer sus actuales proyectos en desarrollo, todos con alto potencial para el mercado extranjero.

“Estaré presentando dos películas de no ficción: La vida que vendrá y Dos fronteras y mi objetivo es comenzar el posicionamiento internacional de ambas películas”, cuenta Cuyul. Y detalla: “En los dos proyectos se trazan temas universales desde una perspectiva muy íntima y que pueden ser de interés para un espacio como Rotterdam. Buscamos, sobretodo, financiamiento internacional y conseguir contactos para futuras coproducciones europeas, principalmente para La vida que vendráporque tendremos que hacer un trabajo de reconstrucción de archivos muy importante”.

Dos fronteras es una película argentina en desarrollo que se convertirá en la ópera prima del director y sonidista Francisco Fantin, producida por Pablo Cruceño (Periferia Cine) y Karin Cuyul (Pequén Producciones). La cinta es un retrato íntimo que sigue a Rosa Cuyul, una mujer chilena que cruzó la frontera y se instaló a vivir en la ciudad de Bariloche, hablando así fuertemente de la inmigración y la correspondencia histórica, geográfica y cultural entre ambos países vecinos, todo observado desde el personaje de Rosa.

Por otro lado, La vida que vendrá es la segunda película como directora de Cuyul (Historia de mi nombre), está siendo producida por su socia Joséphine Schroeder y seguirá la misma voz autoral ya desarrollada en la ópera prima de Karin: mediante la revisión de archivos oficiales y domésticos, reflexionará a través del registro de distintas generaciones acerca de los últimos 50 años de la historia política chilena, hilvanando afectos y herencias de las heridas colectivas que conforman la identidad cultural, con el afán de entender el presente.

Por su parte, Picho García asegura que “buscará posicionar la casa productora Grieta Cine y explorar vías de financiamiento mediante fondos internacionales y coproducciones para el largometraje híbrido de no ficción Aquí se escucha el silencio, nuestro proyecto más reciente”.  La cinta cuenta con la participación  de reconocidos profesionales como el director de fotografía Inti Briones, la directora Camila José Donoso (como asesora), la montajista Sophie França y el sonidista Claudio Vargas, en sinergia con jóvenes profesionales de la región de Valparaíso.

García buscará además “reforzar la estrategia de distribución del documental Zoila, ópera prima de Gabriela Pena que acaba de ser terminada y que tuvo un interesante recorrido en industria, donde destaca su selección en el WIP de BAFICI”, según comenta. La cinta fue financiada por el Fondo Audiovisual y se produjo en colaboración con la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Actualmente, cuenta con un contrato de distribución con Compañía de Cine. 

TALENTO CHILENO EN ROTTERDAM LAB

El espaciodio la bienvenida a 74 productores de 40 países, quienes fueron seleccionados a través de numerosas organizaciones internacionales, incluida la marca CinemaChile, que regresa como partner del encuentro y que tras una convocatoria abierta dirigida a todos los productores chilenos, seleccionó  -a través de un comité evaluador-  a tres prometedores productores:  Clara Larraín (Clara Films), Rodrigo Díaz (Brisa Films) y Felipe Urzúa (Avispa Cine), quienes durante cinco días participarán en los talleres de alto impacto para productores emergentes que ejecuta el Rotterdam Lab.

Esta es la cuarta vez que CinemaChile, junto a ProChile, apoyan a productores chilenos para que participen en este encuentro de capacitación que busca proporcionarles los medios para que puedan expandir su red global y aumentar su confianza y habilidades para navegar en el mundo de las finanzas internacionales, las ventas, la distribución y los mercados.

·      Clara Larraín (Clara Films) comenzó su carrera en 2014 con la serie web deDanza.  En 2018  fundó su productora con el objetivo de especializarse en coproducción internacional para contar historias con personajes femeninos fuertes. Mantiene una  estrecha relación con México y Reino Unido, país con el que coprodujo su último proyecto White is for Virgins de Jacqueline Pepall, disponible en HBO Max. 

·      Felipe Azúa (Avispa Cine), tiene más de 10 años de experiencia trabajando en cortos y largometrajes con fuerte conciencia social y estrenados en festivales como Cannes (Cinéfondation), San Sebastián y Clermont-Ferrand. En 2015 fundó la Asociación Chilena de Productores Independientes (API) y en 2016 estrenó su primer largo como productor  El primero de la Familia de Carlos Leiva (SANFIC). Actualmente,  Felipe tiene 3 proyectos en desarrollo, incluyendo su debut como director. 

·      Rodrigo Diaz (Brisa), es uno de los productores detrás de Fiebre Austral dirigido por Thomas Woodroffe, uno de los cortometrajes chilenos más célebres de la última década, estrenado en Venecia y con recorrido Toronto, San Sebastián, Nueva York entre otros. Actualmente está desarrollando la ópera prima de Woodroffe junto a otros proyectos en carpeta. 

Rotterdam Lab se desarrollará hasta el 29 de enero y su programa incluye mesas de discusión sobre coproducción, desarrollo de proyectos, posproducción y financiación; a lo que se suman una práctica de pitch y una charla sobre marketing, entre otras actividades, además de los “speeddating”, en el cual los productores se reunirán con delegados de la industria para recibir asesorías individuales sobre sus proyectos.

Comentarios

Comentarios