Doctor Strange: En el multiverso de la locura llega a los cines el 5 de mayo

El Dr. Stephen Strange abre un portal al multiverso al utilizar un hechizo prohibido. Ahora su equipo debe enfrentarse a una amenaza enorme. En la cinta, Rachel McAdams interpreta a Christine Palmer, y para profundizar sobre su rol en este estreno, la actriz entregó los siguientes detalles:

¿Fue emocionante regresar al Universo Cinematográfico de Marvel (MCU por sus siglas en inglés)?

Rachel: Me encantó tanto la primera película cuando la vi. Recuerdo haberla visto en el estreno en el Magic Castle de Los Ángeles. Había tanta energía allí y la gente parecía realmente enamorarse de ella. Y me encantó. Así que, pensar que puedes volver a sumergirte en ese mundo y ver cómo evolucionan estos personajes, ver cómo Strange toma las lecciones que aprende en la primera y las vuelca en esta, y aprender dónde están sus reveses y los de mi personaje también. Para ver la brillantez de las posibilidades en este mundo, especialmente en el Multiverso, solo pensar en los lugares locos a los que irá. Es emocionante ver que todo se abre aún más.

¿Es un desafío único mantenerse al día con el MCU?

Rachel: Sí, exactamente. Quiero decir que suceden muchas cosas en todo el universo en el lapso de una sola película que no tienen nada que ver con tu personaje. Pero las telarañas son enormes. Así que definitivamente volví y vi algunas de las películas de los Vengadores para volver a familiarizarme con el Blip y lo que le hubiera sucedido a mi personaje fuera de la pantalla durante ese tiempo.

Creo que es importante repasar todos los diferentes dramas que ocurrieron a lo largo de los años. Es una locura que hayan pasado cinco años desde DOCTOR STRANGE. Hay mucho que aprender y aportar, mucha historia y bagaje para aportar a esta película.

¿Cómo es el volver a protagonizar un personaje?

Rachel: Es un gran regalo poder volver al mismo personaje, especialmente cuando no lo esperas necesariamente. Es como un reencuentro con un viejo amigo o algo así. Y vuelves a soñar con ella otra vez. Siempre es un poco agridulce poner un personaje en un estante y pensar que nunca volverá a salir. Entonces, fue genial pensar que estos personajes permanecen vivos durante todo este tiempo y que pueden resurgir en cualquier momento. Eso nos da infinitas posibilidades.

Siempre miras hacia atrás y piensas: “Oh, desearía haber hecho eso. Desearía haber incorporado esto en el personaje”. A veces, recién es cuando te alejas del personaje que puedes verlo claramente. O lo ves en la pantalla grande, cuando está terminado, y dices: “Oh, lo interpreté completamente mal. Ojalá pudiera hacerlo de nuevo.” Entonces, también es una especie de cumplimiento de deseos que está en juego.

En esta historia, retrocedemos bastante y luego nos reunimos con ellos en la boda de Christine, y ella no se va a casar con Strange. Se va a casar con un pediatra y ha seguido adelante con su vida después del Blip. Creo que es una escena muy bellamente escrita por Michael Waldron, donde se pueden decir algunas de las cosas que no habían tenido la oportunidad de decirse. Es un poco agridulce. El pasado vuelve en alguna medida, pero también avanzan. Hay un cierre real allí, para Christine, de todos modos.

¿Investigaste el trabajo anterior de Sam Raimi?

Rachel: Conocía a Sam y me encantaba su trabajo antes de este. Cuando escuché que estaba haciendo esta película, pensé que sería perfecta. Y volví y observé un poco, aunque creo que sabía lo que tal vez me esperaba. Pero lo bueno de Sam es que también hace cosas inesperadas, así que ha habido muchas sorpresas.

Al trabajar con Sam, te das cuenta de que es un gran director de actores. Estaba viendo De paseo a la muerte y no me di cuenta de que él estaba en la película como actor. Entonces, ese fue un recordatorio de que él también es actor y entiende lo que es estar frente a la cámara. Eso se nota mucho cuando trabajas con él, particularmente en proyectos como este, donde gran parte sucede en la postproducción. Estás con una pantalla verde y están sucediendo muchas cosas a tu alrededor, pero en realidad no están sucediendo.

Sam es excelente guiándote paso a paso a través de lo que tu personaje debería ver y experimentar. Te lo explica todo y te lo grita en caso de que te hayas perdido. Es muy concienzudo cuando se trata del proceso del actor y te ayuda a hacerlo lo más real posible. Estoy tan, tan agradecida con él por eso.

¿Te gusta hacer las escenas con cables?

Rachel: A mí sí. Creo que cuanto más puedas hacerlo tú mismo, mejor podrás interpretar la emoción que hay detrás y lo que está en juego en la escena. Si realmente la has sentido, el trabajo será poco más fácil. Pero el cableado también es divertido. Es súper divertido estar así de ingrávido y tener a alguien más tirando de tu peso por un minuto. ¿Cuándo más en la vida podrías hacer algo así? Todo lo que me dejen hacer, lo haré.

Es genial poder hacer tu propio cableado, pero si algo es realmente dramático, tienes estos increíbles dobles de riesgo que pueden entrar. Siempre los ves en el set y haces una doble toma, pensando que te has visto a ti mismo. Siempre se ven tan exactos en sus movimientos.

¿Dónde está Christine ahora?

Rachel: La Christine con la que pasamos la mayor parte del tiempo en esta película ha dejado de lado la medicina. Ella es más bien una científica investigadora. La vida ha sido muy diferente para ella, por lo que es un personaje un poco diferente al de Christine en la primera película.

¿Te gustó trabajar con Xóchitl Gómez?

Rachel: Oh, Xochitl es increíble. Ha aportado una gran energía y vitalidad a la película, y un personaje con mucha esperanza. América, el personaje que interpreta, ha visto mucho para una niña de su edad. Ya ha pasado por muchas cosas, pero todavía tiene una gran fuerza vital para ella. Y Xochitl lo resume perfectamente. Ha sido muy divertido trabajar con ella. Los días junto a ella siempre son divertidos, resplandecientes y fáciles.

Su personaje, América Chávez, es un personaje asombroso que puede saltar universos y tiene un poder que va más allá del de Wanda. Ella tiene un poder que mi personaje nunca vio previamente. Así que ella es toda una maravilla y un misterio para todos los que la rodean en esta película, y es genial ver a las personas tratando de lidiar con sus habilidades. Es un placer verla a ella y a Benedict, la relación que formaron. Su relación con Benedict Wong también es genial. Creo que ese trío es realmente especial y divertido, hay muchos momentos cómicos con ellos.

¿Cómo fue interpretar a Christine alternativas?

Rachel: Ser capaz de ajustar tu personaje de esa manera es un ejercicio muy divertido. Eso es lo que nos gusta hacer a los actores: imaginar una nueva vida. ¿Y cómo se refleja eso en una persona? Puedo reinventar un poco a Christine, pero también encuentro su esencia y me aseguro de que todavía se perciba porque, en última instancia, creo que sigue siendo una de las buenas.

Hay algo más misterioso en ella y no sabes si puedes confiar en ella o no. Entonces, creo que es un gran punto de partida, y fue divertido para mi jugar con eso y ver hasta dónde podía llevarlo. Fue divertido explorar esos momentos con Sam.

¿Cómo fue trabajar de nuevo con Benedict?

Rachel: Trabajar con Benedict es genial porque siento que hemos podido continuar desde donde lo dejamos. Todavía no puedo creer que hayan pasado cinco años. No se siente de esa manera. Parece que filmamos la primera película el año pasado y ya estamos pasando a la siguiente. Estos personajes están tan establecidos y hay tanta relación con los personajes, esto no siempre se obtiene en todas las películas.

Debido a que esa relación ya se había establecido tan bien en la primera película, realmente podemos retomarla y llevarla adelante en esta. Es emocionante ver a Benedict volver a interpretar al personaje. Quiero decir que creó un Doctor Strange tan increíble y tiene tantas particularidades y cualidades maravillosas. Es divertido ver los momentos en los cuales el personaje no ha aprendido las lecciones aún y ver que un leopardo no cambia mucho sus manchas.

Benedict es un actor muy divertido para trabajar. Trabaja muy duro y, sin embargo, es muy tranquilo y divertido estar con él en el set. Y se ve tan bien con esa capa. Quiero decir, no conozco a nadie que pueda usar una capa como esa. Las capas generalmente no son tan sexys, por lo que realmente está luciendo esa capa nuevamente. Estoy tan contenta de reencontrarme con él.

¿Cómo se siente formar parte del MCU?

Rachel: Es un verdadero honor formar parte de la familia y saber que eres una pieza de este increíble rompecabezas que sigue descubriendo su camino. Hay tantas personas talentosas que trabajan juntas para hacer que todo sume y tenga sentido, y llevar a las personas a esta travesía increíble que parece eterna. Es extraordinario ser parte de esto y verlo crecer a través de todas sus diferentes versiones. Estoy muy agradecida por ello.

Tuve que trabajar duro para tener una perspectiva general, pero eso es lo bueno también. Es un reto para el público y para los actores. Benedict y yo hablamos de eso. No es algo fácil para un actor. Crees que va a ser saltar por los cables y usar estos atuendos geniales. Pero es un desafío hacer un seguimiento de todo lo que sucede e interpretar a estos personajes que son varios personajes en una película.

Es un gran ejercicio para el cerebro y es un gran ejercicio para que un actor se mantenga alerta. También es un ejercicio para tu imaginación. Sabes que va a haber algo extraordinario frente a ti, así que será mejor que actúes como tal. Tienes que poner lo mejor de ti porque tu personaje se enfrentará con momentos salvajes.

P: ¿Sam se asegura de que cumples con la historia y los personajes?

R: Sam está muy concentrado en la historia de amor entre Strange y Christine, y se asegura de que siempre esté en juego, para que al final haya una recompensa real. Es interesante. Es excelente en el género de horror; te explicará que estás realmente asustado y que esto va a ser realmente terrible y horrible. Y en el siguiente momento dirá: “¿Por qué crees que no pueden conectarse en un nivel espiritual más profundo aquí?” Y piensas: “Está bien. Déjame probar de otra manera”. Es genial porque hay mucho para extraer.

Filmamos una escena en la boda, solo nosotros hablando en un bar sobre el pasado, sobre nuestros arrepentimientos, sobre el futuro. No pasa nada fantástico. Son solo dos personas emocionalmente desnudas, una frente a la otra. Entonces, ese fue un cambio de energía agradable en esta película.

¿Qué esperas que experimente el público?

Rachel: Creo que esta película va a ser un verdadero rompedero de cabeza y un verdadero desafío para la mente porque estás saltando universos. Las cosas se están abriendo mucho y una cosa afecta a la otra de una manera muy dramática. Así que, creo que será divertido y desafiante en sí hacer un seguimiento de los múltiples personajes, las múltiples versiones de sí mismos.

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -
VíaMundo Películas
Artículo anteriorMarcelo Alonso: “Todo el cine siempre tiene algo de desastre”
Artículo siguienteBender Bukowski anuncia su primera gira por Chile.