“The Substance” en Cannes: Hollywood sangra bajo el bisturí de la belleza plástica

Demi Moore y Margaret Qualley protagonizan un thriller sangriento que denuncia la obsesión por la eterna juventud en la industria del cine.

En el prestigioso Festival de Cannes, “The Substance” emerge como un grito de denuncia contra la tiranía de la belleza en Hollywood. Esta película que navega por el genero del suspenso, algo gore e incluso comedia, dirigida y escrita por Coralie Fargeat, no solo es un festín visual de sangre y vísceras, sino también una crítica mordaz a la obsesión por la juventud y la perfección física que consume a la industria del entretenimiento.

La trama sigue a una actriz de 50 años (Demi Moore), quien, desesperada por recuperar su brillo ‘perdido’, se somete a un tratamiento experimental con una sustancia misteriosa. Sin embargo, pronto descubre que esta sustancia tiene efectos secundarios aterradores y que su obsesión por la belleza la ha llevado a un camino sin retorno.

La película no escatima en sangre y violencia, pero su verdadero horror radica en la representación cruda y visceral de la presión que sufren las mujeres en Hollywood para mantener una apariencia juvenil a cualquier costo. “The Substance” es una metáfora de la cosificación del cuerpo femenino y de la cultura de la cirugía estética que domina la industria.

Demi Moore ofrece una actuación impresionante, encarnando a una mujer atrapada en una espiral de desesperación y autodestrucción. Su personaje es un reflejo de muchas actrices que han sido descartadas por Hollywood al envejecer, y su lucha por mantenerse relevante es a la vez trágica y conmovedora.

Margaret Qualley, por su parte, brilla como la joven y ambiciosa reemplazante de la actriz, quien también se ve arrastrada por la obsesión por la belleza. Su personaje representa a una nueva generación de mujeres que crecen en un mundo donde la apariencia física es valorada por encima de todo.

El guion de “The Substance” es inteligente y provocador, abordando temas complejos como la identidad, la autoestima y la presión social de manera original y audaz. La película no teme mostrar la crudeza de la industria del entretenimiento y sus consecuencias devastadoras para las mujeres. Cabe destacar, que la sangre también salpica en los espectadores.

La elección de Cannes como escenario para el estreno de “The Substance” es especialmente significativa. El festival, conocido por su glamour y su código de vestimenta estricto, se convierte en el telón de fondo perfecto para esta crítica. Por otro lado, la película se ha candidateado como una de las favoritas de la crítica en el festival, donde se destaca principalmente, el guion y el magistral trabajo actoral de Demi Moore.

“The Substance” es una película impactante y perturbadora que nos obliga a reflexionar sobre los estándares de belleza impuestos por la sociedad y la industria del entretenimiento. Es una película que dejará huella y que, sin duda, generará debate.

Comparte esta nota en tus redes

Más Mundo Películas