Es difícil imaginar que celebridades con carreras tan exitosas hayan sido víctimas de bullying durante sus años estudiantiles. Pero, así le ocurrió a Winona Ryder.

- Publicidad -
La actriz confesó en varias entrevistas, que en su adolescencia fue constantemente golpeada de manera brutal y acosada por sus compañeros/as de escuela a causa de su pelo corto y ropa ‘masculina’. Tales abusos llegaron a lesiones físicas que la dejaron en más de una ocasión en el hospital, pero a pesar de ello, Winona señaló que “Los del colegio me expulsaron a mí, no a los bullies”.
Incluso, luego del gran éxito que alcanzó la cinta de Tim Burton, Beetlejuice (donde encarnó a la peculiar Lydia Deetz), el acoso no se detuvo. “Cuando se estrenó la película y se convirtió en número uno de taquilla, solo podía pensar en que eso me iba a ayudar mucho en el colegio, pero lo cierto es que lo empeoró porque empezaron a llamarme bruja”, confesó Ryder en la revista Marie Claire.
Estas situaciones traumáticas gatillaron que la actriz, a corta edad, dejara el colegio para continuar con los estudios desde su casa. Gracias a ello, pudo ingresar posteriormente al American Conservatory Theater, en San Francisco, donde comenzó a estudiar teatro: “Si no hubiera estado en casa, no hubiera podido asistir al American Conservatory Theater. Es casi como si el extraño destino hubiera hecho que pasara de ese modo”.
Irónicamente, años más tarde, Winona entró en una cafetería y comenta: “Me encontré con una de las chicas que me había golpeado en la escuela. Ella me dijo ‘¡Winona! ¡Winona! ¿Me puedes dar tu autógrafo?’, y yo le dije ‘¿Te acuerdas de mí? ¿Recuerdas pegarle a una chica en 7mo grado?’. Ella respondió ‘Más o menos’. A lo que dije, ‘Esa era yo ¡VETE A LA MIERDA!'”.

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -