El cine dispone de infinidad de recursos para contar historias, uno bastante eficiente son los casinos y los juegos de azar donde se presentan situaciones que desbordan glamour, tensión o diversión. Un tema dentro de las películas reconocidas como Casino Royale, Ocean’s Eleven o Resacón en Las Vegas. A continuación os contamos características y ejemplos que hacen que los juegos de azar funcionen tan bien en el cine.

La ilusión por ganar grandes premios

Dentro de los juegos de azar siempre existe la ilusión de ganar premios, aunque desgraciadamente mientras mayores sean estos más pequeña será la probabilidad de conseguirlos. Aunque eso no importa dentro de las películas, muestran los momentos más infrecuentes del juego, cuando se consiguen los premios soñados. En títulos como Rounders o 21 Black Jack nos encontramos con protagonistas que son expertos de póquer y blackjack, respectivamente, donde no se conforman con ganar una vez ya que la avaricia los obliga a apostar cada vez mayores cantidades. Existen otros casos diferentes, en Casino Royale Daniel Craig, actual intérprete de 007, engaña a su enemigo Le Chiffre para apostar en la ruleta el dinero que iba a invertir en sus malvados planes, lo que desemboca en un conflicto por recuperar el dinero. Los juegos de azar sirven en estas películas como momentos decisivos donde pueden perderlo o ganarlo todo en una jugada. La intriga y tensión atrapan la atención de los espectadores deseosos de ver cómo conseguirán resolver la situación. De este mismo modo, los casinos en línea toman ventaja de las exitosas producciones de Hollywood al contar con numerosas tragaperras online de temáticas de películas populares como Terminator, Batman Begins o Matrix.

Reúnen glamour y excentricidades

Los juegos de azar a veces se relacionan con las personas famosas, al poder disfrutar de casinos más lujosos por la razón evidente de sus grandes fortunas. En películas como Casino vemos a Robert De Niro codearse con políticos y millonarios dentro del casino que gestiona, mostrando la cara brillante del negocio, a la vez que tiene que lidiar con los problemas provocados por un amigo de la infancia que trabaja con él y los deslices de su mujer. Por su parte, Ocean’s Eleven nos conduce al mundo de los casinos pero desde otra perspectiva, George Clooney y sus colegas planean robar la caja fuerte de tres lujosos casinos de Las Vegas para conseguir un premio desorbitado sin necesidad de participar en sus juegos.

Excusa para visitar Las Vegas

Los casinos también sirven como excusa para conocer Las Vegas. Resacón en Las Vegas o Miedo y asco en Las Vegas nos enseñan una visión cómica y alocada de la ciudad del juego donde sus protagonistas deben superar una serie de situaciones absurdas que se les presentan. Viva Las Vegas es un musical de Elvis Presley donde trata de ganar dinero para participar en una importante competición automovilística, presenta canciones, humor y una aventura amorosa. Sin duda Elvis es una figura relacionada con Las Vegas al actuar en los casinos durante una etapa de su vida.

Los casinos y juegos de azar son un ingrediente cinematográfico capaz de mostrarnos aventuras, humor, la tensión de ganar o perder y, sobre todo, hacernos pasar un buen rato.

Comentarios

Comentarios