Las Mujeres de mi casa es una película chilena protagonizada por Grimenesa Jiménez, Trinidad González y Berni Nasssar.  Este drama nos trasporta a la vida de una familia compuesta 3 generaciones de mujeres: Emilia (78 años), Mónica (50 años) y Leonor (19 años). La matriarca de la familia comienza a sufrir alzheimer y Mónica pone en venta la casa, lo que genera que este núcleo se disuelva y se junte durante el largometraje dirigido por Valentina Reyes.

De fondo de la película como una pincelada que de igual forma cala, nos ponemos en este contexto de que Chile despierto y que va a marchar por sus derechos ante tanta injusticia. Es así, como la mejor de las mujeres de esta familia, pinta su cuerpo clamando libertad, mientras su abuela le comenta que en sus tiempos no existían estas acciones y debían ser sometidas al machismo.

Como dije al comienzo, esta es una pincelada de un entorno que no marca en absoluto la cinta. Pues todo se centra en la matriarca de la familia, que vemos como poco a poco se va deteriorando por el alzheimer. Una enfermedad que la ataca en sus últimos años y que complica al trío de mujeres que comparten la casa.

Una bella familia que comienza con conflictos donde finalmente nos encontramos con el tiempo, la memoria y los espacios. Viendo como a poco una casa se opaca y los personajes van perdiendo y ganando nuevos colores. Las emociones se desbordan para finalmente darnos cuenta que aquí afuera vivimos muy rápido y la vida real se pasa frente a nosotros sin darnos cuenta de todo lo que podemos perder para siempre.

Comentarios

Comentarios