La primera adaptación que se realizó de la novela de Stephen King fue en 1989 escrita por él mismo. A pesar de que para la época la tecnología era muy diferente a lo que podemos ver ahora, Cementerio Maldito dirigida por Mary Lambert, hoy es considerada una cinta de culto.

En base a lo anterior, es lo que radica en que muchos fanáticos de King conformes con la primera película, estén tan escépticos ante esta nueva propuesta, pero no hay que temer, pues la nueva versión se acerca mucho más al libro del destacado escritor.

De manera fiel se mantiene el espíritu de la novela, puesto que el cuerpo de la película se mantiene entre el dolor, el amor, la muerte y el arrepentimiento. Otro de los puntos en los que profundiza Cementerio Maldito, es que de una manera muy perturbadora, vemos un análisis más profundo en la relación que mantenía Rachel con su hermana. Así mismo, este remake nos adentra en los miedos de cada personaje.

La mitad de la película nos deja ver que los tiempos han cambiado, jugando con una versión nueva que tiene mejores efectos que Cementerio Maldito de 1989.

Un cambio completamente notorio, es la vuelta entre los hermanos de la familia Creed;
Gage y Ellie. Ya que en esta oportunidad, decidieron dar muerte a la niña, interpretada de excelente por Jeté Laurence, lo que independiente de la historia, para esta versión de Cementerio Maldito, funciona.

Para quienes conocen el libro y la primera versión cinematográfica de la adaptación, es una experiencia que te mantiene expectante a aquellas escenas que perturbaron la infancia de muchos, rescatando incluso que este remake de Cementerio Maldito, al terminar, trata de mantener el tono slasher de muchas películas de los ochenta.

De igual forma, es una película altamente recomendada para personas que no conozcan la historia ni del libro ni la versión de 1989 de Cementerio Maldito.

La película ya se encuentra en cartelera

Comentarios

Comentarios