En esta nota te traemos un análisis muy objetivo sobre este nuevo thriller

El próximo proyecto para Netflix que presentará el cineasta mexicano Manolo Caro, promete ser la mejor serie del año, bueno, miniserie específicamente. Alguien tiene que morir, es un deleite artístico en todo sentido, principalmente desde su elenco, pues está en la total capacidad de atrapar tanto al público joven con los artistas Ester Expósito, Alejandro Speitzer y Carlos Cuevas, y al público adulto con Cecilia Suárez, Ernesto Alterio, y obviamente la magnífica Carmen Maura. Sin más preámbulos, analicemos el nuevo adelanto de la tan esperada serie México-Española, Alguien tiene que morir.

Este avance inicia con el personaje de Mina (Cecilia Suárez), quien podemos entender está en un matrimonio arreglado, situación nada extraña para la época en la que está ambientada esta serie; matrimonio que fue llevado a cabo tal vez por conveniencia económica, o por amistad entre familias. Mina está viviendo en un matriarcado dirigido por Amparo (Carmen Maura), quien posiblemente sea su propia madre o por el contrario la madre de Gregorio (Ernesto Alterio). El hijo de Mina y Gregorio, Gabino (Alejandro Speitzer) vuelve de México, y podemos ver aquí que el único amor verdadero que tiene Mina, es por él.

Cayetana y Alonso (Ester Expósito, Carlos Cuevas) son hijos de otra familia adinerada, pero no solo comparten sangre, sino por lo que pudimos ver gracias a este avance y al anterior, es su amor por Gabino. Al presentar Gabino a su madre con su amigo Lázaro (Isaac Hernández), es claro que Mina siente una atracción al instante por este. También vemos al padre de Cayetana hablar con Gregorio sobre ciertos rumores que este ha escuchado hablar entre la gente, y aquí tenemos tres opciones evidentes de lo que pueden ser estos rumores:

-Su hijo Gabino es gay

-Su hijo Gabino en realidad no es su hijo

-Su esposa Mina tiene una relación extramarital con Lázaro

Hablar de cualquiera de estas premisas sería una completa falta de respeto al ego, a la posición y al nombre de Gregorio, y sinceramente no sé con cuál de las tres, Gregorio tendría la peor reacción, pero la firmeza de ese diálogo en la mesa, “largo de aquí”, es muy revelador. En algún punto de la historia se nos revelaría que Cayetana descubrirá la relación que mantiene Lázaro con Mina, situación que ella aprovechará para amenazar verbalmente a Lázaro, con el objetivo de mantenerlo alejado de Gabino. Listo, un obstáculo menos, sin embargo, lo que ella no sabe es lo que mencionamos anteriormente, que su propio hermano también es su enemigo.

En otra escena vemos a Amparo hablar con Mina, en donde se refuerza la predicción de que dichos rumores que están rodando por la colonia son acerca de la relación que mantiene esta última con Lázaro, y le advierte que, si Gregorio se entera de eso, no podrá ni imaginarse la desgracia que caerá sobre ella. Al inicio del avance podemos ver por unos segundos llorar a Alonso; podemos deducir que eso fue minutos después de que Gabino lo haya rechazado, luego vemos nuevamente a Alonso espiando a Gabino y a Lázaro, lo que puede significar que Alonso agotará todos sus recursos con tal de tener a Gabino, recursos que no serán precisamente buenos, pues en otra secuencia vemos como le lanza una indirecta a Gabino diciéndole “no quisiera que te pasara nada”. Y digo indirecta, porque después vemos secuencias rápidas de tipos amordazando a Gabino, luego en el mismo sitio, Alonso golpeándole a Lázaro en frente de Gabino.

Otra secuencia flash, que podemos ver es una en la que está Gregorio lamentándose, seguramente la propia Mina le confesó su romance con Lázaro, que lo va a dejar y que escapará a México con su amante, o tal vez lo que Mina le confiesa precisamente  es que Gabino no es su hijo, o mejor aún podrían suceder ambas cosas, y aquí Mina tendría una ventaja sobre Gregorio amenazándolo con que, si él intenta cualquier cosa, ella confesará y confirmará las habladurías de la gente, dejándolo totalmente expuesto, con ira, con frustración y con decepción. El tráiler es bastante claro, pero el único personaje que no hemos logrado desnudarlo metafóricamente hablando, es el de la empleada (Mariola Fuentes), pero si su nombre está en los avances y aparece también en el póster, es porque es importante.

Como conclusión, todos los personajes tienen un motivo para matar al otro, la pregunta aquí es, ¿Quién será? Esta duda y muchas otras observadas en este análisis finalmente serán despojadas este próximo 16 de octubre a través de la plataforma de Netflix. Pero y tú, ¿Quién crees que morirá? Déjanos saber en los comentarios. Por ahora te dejamos con el tráiler de Alguien tiene que morir.

Santiago Naranjo

Comentarios

Comentarios