Reconocido como una leyenda actoral, Marlon Brando hubiera cumplido hoy 97 años. Recordado por todos los amantes de la cinematografía por grandes interpretaciones y filmografía que el actor dejó como legado en grandes clásicos del cine.

Llevando el mismo nombre de su padre, un productor de cine, e inspirado por el talento actoral de su madre, Dorothy Pennebaker, Marlon Brando se dejó llevar con un talento que lo puso en varias obras de teatro durante sus inicios, que en 1974 lo hicieron conseguir un protagónico en Broadway por Un tranvía llamado deseo, donde fue elogiado por la crítica. La gran intepretación como Stanley Kowalski, en el futuro lo llevó a estelarizar la versión cinematográfica de la misma en 1951.

La inminencia del cine dejó su gran pasión artística en los escenarios y en los set de grabación, protagonizando 46 películas a lo largo de su carrera y obteniendo 8 nominaciones de la Academia. Es por eso que hoy, queremos recordar algunos de sus trabajos más reconocidos por el público y la crítica.

The Godfather (1972) – Francis Ford Coppola: La cinta está ambientada desde 1945 a 1955, contando las crónicas de la Familia Corleone liderada por Vito Corleone (Marlon Brando), enfocándose en el personaje de Michael Corleone (Al Pacino), y su transformación de un reacio joven ajeno a los asuntos familiares a un implacable jefe de la mafia ítalo-estadounidense.

Last Tango in Paris (1976) –  Bernardo Bertolucci:

Una mañana de invierno, Paul (Marlon Brando), un hombre de 45 años recién enviudado, y Jeanne (Maria Schneider), una actriz amateur de 20, se encuentran casualmente mientras visitan un apartamento de alquiler en París. La atracción entre ellos es muy fuerte, tras mediar apenas unas cuantas palabras y sin conocerse, hacen el amor apasionadamente en el piso vacío.

Cuando abandonan el edificio, establecen el pacto de volver a encontrarse allí, en soledad, sin preguntarse los nombres. Paul consigue alquilar el departamento, donde comienzan a tener furtivos encuentros. La relación se caracterizará por una fuerte violencia verbal y sexual ejercida por él hacia Jeanne, en un afán de dominar también su mente.

Hace unos años salió a la luz que Bernardo Bertolucci, director de la película, acordó junto con Marlon Brando realizar la escena de la mantequilla donde es violada para ser sodomizada. La actriz, María Schneider, contó a un medio que eso no estaba en el guión y que fue penetrada de verdad, afirmando que eso hundió su vida.

The Wild One (1953) – László Benedek: Una banda de motociclistas viaja de pueblo en pueblo causando un gran caos. Cuando quedan atrapados en un sitio debido a un accidente relacionado con los Black Rebels, Johnny, el líder de la banda, se enamora de la hija del alguacil.

Un tranvía llamado deseo (1951) – Elia Kazan: Blanche, una mujer madura y anclada en el pasado, visita a su hermana Stella y a su marido Stanley, un joven rústico, machista y violento, que vive en Nueva Orleans y tiene ascendencia polaca. Blanche decide quedarse durante un período indefinido a vivir con su hermana. En este momento Blanche le cuenta sobre la pérdida de una antigua propiedad de la familia llamada Belle Reve. Esto levanta sospechas en el marido de Stella, quien decide investigar más acerca del escabroso pasado de Blanche. Esto creará conflictos en la joven pareja, especialmente entre Blanche y Stanley (marido de Stella) y ella poco a poco dejará mostrar su estado mental y físico nada saludable.

Marlon Brando protagonizó la cinta junto Vivien Leigh en la adaptación de la obra de Tennessee Williams bajo la dirección de Elia Kazan. Su papel de Stanley Kowalski le valió la primera de ocho nominaciones al Oscar.

Apocalypse Now (1979) – Francis Ford Coppola: Durante la guerra de Vietnam, al joven Capitán Willard, un oficial de los servicios de inteligencia del ejército estadounidense, se le ha encomendado entrar en Camboya con la peligrosa misión de eliminar a Kurtz, un coronel renegado que se ha vuelto loco. El capitán deberá ir navegar por el río hasta el corazón de la selva, donde parece ser que Kurtz reina como un buda despótico sobre los miembros de la tribu Montagnard, que le adoran como a un dios.

La película ganó dos premios Oscar como Mejor Sonido y Mejor Fotografía. También fue merecedora de la Palma de Oro del Festival de Cannes de 1979.

Julius Caesar (1953) – Joseph L. Mankiewicz: Terminada la guerra civil entre César y Pompeyo (49-46 a. C.), César se convierte en dictador vitalicio y concentra en su persona todos los poderes, lo cual implica, de hecho, la desaparición de la República. En el año 44 a. C., Casio y Bruto, dos nobles romanos defensores a ultranza de las libertades republicanas, encabezan una conjura contra el dictador, que es asesinado en los idus de marzo de ese mismo año.

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
Artículo anteriorHillbilly Elegy: La sangre nos lleva de vuelta a casa
Artículo siguienteJuan Pablo Mohr – Documental Expedición Lhotse Everest