Vivi Janiss and Everett Sloane in The Twilight Zone (1959)


Una pareja de personas mayores se han ganado un viaje todo pago a la Ciudad del Pecado. La señora es una mujer vivaz, que no tiene miedo a divertirse un poco. Por otro lado, su esposo, es todo lo opuesto. Desde la primera vez que le conocemos, sabemos que es de esa clase de aburridos. Un hombre, que según sus propias palabras, vive para respetar las leyes morales y éticas.

Sin embargo, la moralidad e inestabilidad mental de este hombre se verá afectada cuando esa misma noche termine contagiado por lo que la serie bien describe como “La Fiebre.”

Una codicia desencadenada

Basado en un evento real en la vida de Rod Serling, en donde mientras celebraba en Las Vegas tras el éxito de la serie, su esposa no paraba de ganar en las tragamonedas, mientras él continuamente fallaba. Por suerte, a diferencia del Sr. Gibbs, él logró rendirse y vivir para contarlo.

El tema de los vicios del juego ha sido relatado inmensurable de veces tanto en la pequeña como en la gran pantalla. La lección es la misma: la fragilidad de un hombre ante la tentación, y cómo aquellos que creen que están firmes, son los primeros en estrellarse en el suelo, y en muchas ocasiones, nunca logran levantarse.

La moraleja es que cada uno debe conocerse a sí mismo, no solo en sus ideologías ú orientación como la sociedad de hoy parece estar tan estancada. Sino, que también uno debe conocer sus límites y andar con cuidado con dónde se mete y con quién se junta. No es que vayamos a estallar en un ataque de paranoia, sino simplemente tener cuidado. Ser cautos es de sabios.

Comentarios

Comentarios