Michael Vandever in The Twilight Zone (1959)

William Fitzgerald a simple vista parece ser uno de los tantos soldados apostados en la tierra de la filipinas a finales de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, hay una cosa que le distingue del montón: por motivos inexplicables el teniente puede ver quién va a morir. Al verles el rostro a quien sea, si brilla levemente, significa que dicha persona está a punto de fallecer.

No obstante, como era de esperarse, nadie le cree y esto desata un dilema moral que atormenta a nuestro héroe a través de la historia. ¿Podrá hacer algo?

El Hombre Que Sabía Demasiado

El día que el episodio iba a salir al aire, sucedió una tragedia en donde el director y el protagonista de la serie tuvieron aparatoso accidente de avión en donde salieron heridos, pero de poca gravedad. Según rumores, el director le pidió al protagonista no le mirara al rostro (una referencia al poder de éste último para ver el final de sus compañeros con tan solo verles la cara). Eventualmente el capítulo fue pospuesto para otro día para evitar usar este accidente como publicidad. El título en sí está basado en Ricardo II de Shakespeare.

El dilema planteado por la serie es claro, ¿qué si pudieras saber quién va a morir? En la ciudad o un pueblo ya sería súper difícil – ahora que todo tome lugar en un escenario tan trágico como es la guerra, el problema ético aumenta. Como Fitzegald plantea casi al principio del capítulo, el dolor es tal que él deseaba que le arrancara los ojos.

El final puede verse tanto como suicida o como una manera de finalmente descansar en paz. La capacidad de ver la muerte en sus compañeros también puede traducirse como la conciencia de un hombre en medio de la guerra, y el dolor que le causaba ver todo ese escenario. El final puede verse como una rendición. ¿Tal vez la única oportunidad para dejar de formar parte de todo esto?

Comentarios

Comentarios