Una mujer conduce por la carretera. Todo luce normal, pero no por mucho. Después de todo, estamos en la Dimensión Desconocida.

En su trayecto se encuentra con un autostopista que con su pulgar en alto, busca por un aventón. Pero nuestra protagonista encuentra algo diabólicamente extraño en la, a primera vista, cordial y amable sonrisa del hombre.

Tratando de ignorarlo, la mujer no puede deshacerse de este extraño. No importa en donde vaya, el siempre aparece. Tanto a lo lejos como a lo cerca (literalmente su rostro llena el plano), lo extraño termina desembocando en un ataque de histeria y paranoia. ¿Qué está ocurriendo, y quién éste hombre?

Un viaje hacia la muerte

Basada en la obra radial de Lucille Fletcher, la historia es probablemente una de las más intensas hasta el momento. Existe una vibra de suspense al mejor estilo Hitchcock (quién curiosamente había hecho una oferta para llevar la obra a su programa de televisión Alfred Hitchcock Presents) que corroe todo el capítulo, con protagonista rubia y despampanante y todo.

Otra cosa interesante, desde un principio es que en la original, es que en la obra original era un hombre y no una mujer la protagonista. Y no cualquier hombre, vale recalcar, sino el grande Orson Welles. Pero al final Serling optó por una mujer porque pensó que la audiencia sentiría más afecto. Y en cierto modo, si uno se pone a pensarlo, tal vez Rod tenía razón ya que probablemente con un hombre hubiera menos tensión y más acción – y para la historia que es, tensión es mejor que acción.

Con respecto al final, sin dudas no lo veía venir. Al principio pensé en esas leyendas urbanas donde un fantasma se te aparece advirtiéndote de algún evento trágico, y cuando la chica se encontró con el marinero medio calentudo, pensé que iba a haber una violación o algo así. El hecho de que al final, en parte estaba en lo correcto, pero al revés, fue interesante. Esta idea tipo Sexto Sentido en donde la mujer siempre estuvo muerta, ha sido uno de los mejores giros de la serie. Viéndolo de esta forma, tal vez el marinero estaba realmente a punto de llevado hacia su muerte.

Respecto al hombre, ¿qué piensan? Para mí que pudo haberse tratado de una especie de conductor hacia el inframundo o algo así.

Comentarios

Comentarios