A pesar de que en una mujer fue pionera y fundadora del cine, la profesión de director no ha representado adecuadamente a la mitad de la población, y no por falta de talento. A día de hoy cientos de mujeres escriben, producen y dirigen algunas de las mejores historias contadas en el cine, así que aquí tienes 8 películas dirigidas por ellas que no te puedes perder

  1. Las Vírgenes Suicidas (1999)- Sofia Coppola

A mediados de los 70, en un barrio residencial de una ciudad americana vive en perfecta armonía la familia Lisbon. Todos los chicos suspiran por las cinco hermosas hermanas Lisbon. Sin embargo, ese paraíso se desmorona cuando Cecilia, la menor, se suicida a los doce años. ¿Cómo puede convivir la belleza más pura con una macabra historia adolescente? Ésta es la pregunta que persigue a uno de aquellos adolescentes que, ya en su madurez, aún no ha podido olvidar los sucesos ocurridos veinte años antes.

Probablemente Sofia Coppola sea la directora más exitosa, y no por falta de razones. La brillante italo americana demostró por primera vez de lo que era capaz en esta envolvente, fantasmagórica y enigmática historia.

  • A Girl Walks Home Alone at Night (2014)- Ana Lily Amirpour

En la ciudad iraní de Bad City puede pasar cualquier cosa. En medio de un abanico de personajes marginales, un vampiro vaga en busca de sangre. Al western vampírico se le suma un romance teñido de sangre. A Girl Walks Home Alone at Night combina géneros y estilos: invoca el western, la fascinación propia de Lynch, el terror y las novelas gráficas.

Las criaturas de la noche succiona-yugulares no son únicamente propias de la narrativa occidental. Desde vampiros hiyabis hasta figuras propias del western, Amirpour nos brinda un coctel tan sombrío como embriagante.

  • Leave no trace (2018)- Debra Garnik

Un padre y su hija de 13 años viven una vida tranquila y feliz aislados en un enorme parque nacional de Portland, Oregon, hasta que un pequeño error complica sus vidas para siempre al ser detenidos por la policía.

Esta película funciona a la perfección con dos personajes y un entorno salvaje y precioso. Garnik nos hace participes de la conmovedora relación entre un padre y su hija alejados de la sociedad y de los tupidos bosques esmeralda de los Estados Unidos.

  • Lady Bird (2017)- Greta Gerwig

Christine, que se hace llamar “Lady Bird”, es una adolescente de Sacramento en su último año de instituto. La joven, con inclinaciones artísticas y que sueña con vivir en la costa Este, trata de ese modo encontrar su propio camino y definirse fuera de la sombra protectora de su madre.

Lady Bird explora la relación de una madre con su hija, contada desde la perspectiva de la hija sin caer en ninguno de los clichés de los teen-drama y los coming-of-age. Aunque al principio parece ser una historia sobre descubrir tu lugar en el mundo termina siendo un recordatorio de que no la arrogancia no te hace especial. Una cinta brillante.

  • Cleo from 5 to 7 (1962)- Agnes Varda

Una cantante francesa compra, llora, canta y visita a sus amigos mientras espera los resultados de sus pruebas de cáncer.

La nouvelle vague tuvo más expositores que Godard y François Truffaut. La brillante Agnes Varda explora el genero desde su mirada particular con esta historia, siendo una de las pioneras del cine hecho por mujeres y del cine feminista.

  • Babadook (2014)- Jennifer Kent

Seis años después de la violenta muerte de su marido, Amelia no se ha recuperado todavía, pero tiene que educar a Samuel , su hijo de seis años, que vive aterrorizado por un monstruo que se le aparece en sueños y amenaza con matarlos. Cuando un inquietante libro de cuentos llamado “The Babadook” aparece en su casa, Samuel llega al convencimiento de que el Babadook es la criatura con la que ha estado soñando. Entonces sus alucinaciones se hacen incontrolables y su conducta, impredecible y violenta. Amelia, cada vez más asustada, se ve forzada a medicarle. Pero, de repente, empieza a sentir a su alrededor una presencia siniestra que la lleva a pensar que los temores de su hijo podrían ser reales.

Considerada una de las mejores películas de terror de los últimos años, recurre a uno de los temores más antiguos y eficientes del miedo, ver tu hogar invadido por fuerzas oscuras, para presentar una pesadilla que no necesita efectismo para dejarte con la piel fría.

  • Fish Tank (2009)- Andrea Arnold

En un barrio obrero inglés de los suburbios, Mia, una adolescente frustrada y solitaria de 15 años, huérfana de padre y cuya madre apenas se ocupa de ella, se enfada cuando se entera de que ésta sale con un hombre, el atractivo Connor. Desde el comienzo él se porta muy bien con ella y con su hermana pequeña, pero a pesar de ello no le gusta que su madre pretenda meterle en sus vidas.

Desde que ganara el Oscar por su película, Wasp, Andrea Arnold no ha hecho más que triunfar. Tanto Red Road, American Honey y Fish Tank ganaron el premio del jurado en Cannes, así que esta es una de las directoras más talentosas actualmente cuyo trabajo no te deberías perder.

  • Persépolis (2007)- Marjane Satrapi

Narra la conmovedora historia de una niña iraní desde la revolución islámica hasta nuestros días. Cuando los fundamentalistas toman el poder, forzando a las mujeres a llevar velo y encarcelando a miles de personas, y mientras tiene lugar la guerra entre Irak e Irán, Marjane descubre el punk, ABBA y Iron Maiden. Cuando llega a la adolescencia sus padres la envían a Europa, donde conoce otra cultura que nada tiene que ver con la de su país. La protagonista se adapta bien a su nueva vida, pero no soporta la soledad y vuelve con su familia, aunque eso signifique ponerse el velo y someterse a una sociedad tiránica.

Un auténtico film feminista que relata la búsqueda de la libertad y de la voz propia a una mujer en uno de los entornos más hostiles para ellas. Perspicaz, acida, cómica y personal, una obra que podría convertirse en película de culto.

Comentarios

Comentarios