La cinta Chicos Buenos ya está en cartelera.

Al Parecer crecer y madurar se ha vuelto mas difícil y este grupo de amigos lo demuestra. Cuando Max es invitado a una fiesta de besos, esto se vuelve un problema ya que solo tiene 12 años y sería su primera vez haciéndolo. Aquí entran sus amigos, Thor y Lucas, quienes lo ayudarán a lograrlo pero metiéndose en problemas que no imaginarían nunca en un día normal; drogas, peleas y accidentes, que pondrán a prueba su lealtad.

Desde el inicio la película no se esmera en ponerte en contexto, sabe que uno está enterado a lo que va. No te llena con textos típicos, ni te pone a prueba sobre la historia, porque en todo momentos vemos cambios. La trama parece oscilar, pero no por eso deja de ser entretenida, eso mismo es lo que te hace ponerle atención, porque se preocupa más de ser graciosa, hasta que engancha con una historia y aquí es donde ya nos vamos derecho a la aventura mas graciosa que podrían tener estos 3 chicos.

Hay que destacar que este grupo funciona muy bien, hay una complicidad en el reparto muy buena que juega a favor, ya que en su aventura cada uno aporta lo que tiene para dar. Los tres protagonistas son distintos y eso te hace disfrutar mas de cada momento de la película. Cada uno logra sobresalir y ser memorable a su manera.

Simplemente graciosa y sencilla. Los directores no se dejaron nada en los bolsillos para quizás hacer otra película sobre el mismo tema, para nada, en ningún momento es predecible y te hace reír cuando menos lo esperas.

Es un buen panorama, para nada decepcionante, es lo que se espera de una película cómica e incluso un par de peldaños mas arriba.

Comentarios

Comentarios