Al hablar de Kurt Cobain no solamente nos transporta a la música, nos guía a su mundo bañado de crítica social y depresión.

Explorar la vida del músico que ha sabido traspasar las generaciones, es sin duda un llamado a descubrir heridas que pueden conectarnos en más de algún punto: Tener problemas para socializar, no encajar con tu género debido a las estructuras patriarcales, mala relación con tu padre o tu familia, no disfrutar de la época escolar, entre tantas otras cosas que lo llevan a buscar refugio en el arte, particularmente en la música.

En Kurt Cobain. Una biografía, llaman la atención varios puntos al navegar en la vida del icono del grunge. El libro con ilustraciones muy a la par con estilo del músico, narra la historia desde que nace hasta el fin de sus días, escrito en primera persona en un tono documentalista que nos hace conectar aún más con cada relato. Por eso es que el trabajo de David M. Buisán y David Aceituno, hace de este libro una pieza magistral para cada fanático, porque nos sumerge entre sus letras a escuchar a lo que parece ser el fantasma de Cobain, contándonos su propia historia.

Entre sus problemas de infancia y adolescencia también hay rayos de luz desde el lado familiar de su tía quien le obsequia una guitarra y le comienza a inducir al mundo musical. Siendo este el gran escape para salvarse de sus propios demonios que ven la luz con el sonido de The Beatles.

Obviamente también hay mucho de música, pasando de la más conocida canción ‘Smell Like Teen Spirit”, el éxito de Nevermind, pasando a Courtney Love de HOLE, su primer en vivo hasta el mítico MTV Unplugged, recordado por cada fan.

La verdad es que creemos que el libro Kurt Cobain. Una biografía, es una pieza indispensable para cualquier seguidor del vocalista de Nirvana, de la misma banda o del grunge.

Sinopsis: Kurt Cobain es sinónimo de grunge: él y su banda, Nirvana, son el sonido de guitarras distorsionadas y las letras apáticas que definen la explosión del nuevo género. Sin embargo, el pelo enmarañado de Kurt Cobain, sus camisas de cuadros y sus jeans rotos no reflejaban su posición de superestrella del rock, ni reflejaban el éxito de su grupo, Nirvana, que ha vendido más de 95 millones de álbumes en todo el mundo. Tal contraste se trasladó, también, a su vida personal: durante los últimos años de su vida, Cobain luchó contra la depresión y la adicción a la heroína. El 8 de abril de 1994 el cuerpo del cantante fue encontrado en su casa de Seattle, muerto desde hacía tres días. Su muerte, así como su vida, ha sido motivo de controversia y fascinación pública, provocando numerosos debates y choques de opinión. La fama, el acoso de la prensa, el talento musical y la presión profesional, a la par que los conflictos personales, conforman una historia que no solo es la de Kurt Cobain, sino la de rostros que se vieron arra strados por una misma corriente. Esta biografía ilustrada, en formato cómico, es un homenaje a Kurt Cobain y a su música, y también a todos aquellos que, como él, forman parte del club de los 27.

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
Artículo anteriorSalto Preticolor presenta “EN MEDIDA DE LO POSIBLE / ESTAR SOLO”
Artículo siguienteSoul: Lo esencial es invisible a los ojos