The Falcon and The Winter Soldier como es su nombre en inglés, es la segunda serie que Marvel estrena en Disney+. Ambientada 6 meses después de la batalla final de Avengers: Endgame, es emocionante seguir descubriendo que pasó con nuestros personajes luego de aquel legendario combate contra las tropas de Thanos, situación que, sin lugar a dudas, cambió al mundo. A principios de año, pudimos apreciar el camino de Wanda y como logró de cierta manera sobrellevar su perdida por medio del Hex. Pero ahora es el turno de Sam y Bucky, y personalmente me muero de curiosidad por descubrirlo, ya que el Capitán América es uno de mis superhéroes favoritos.

El formato de esta serie, se manejará de igual manera que en WandaVision, un capítulo cada viernes, con la única diferencia de que aquí serán 6 capítulos y no 9, obviamente con una duración mayor, alrededor de 50 minutos por episodio. Sin más preámbulos, es espectacular volver a la política del UCM, este es el espacio más realista, digámoslo así, de este gran universo. La esencia de Capitán América: “El Soldado del Invierno”, está impregnada totalmente en esta historia. Y lo que nos llama la atención principalmente de este primer capítulo, en el funeral de Steve Rogers, orquestado para el gobierno.

Valga la aclaración, no creemos realmente que nuestro Cap esté muerto, pues después de lo visto en el final de Avengers: Endgame, cuando ya vemos al anciano Steve, es lógico entender su retiro, y la mejor excusa que pudieron dar los Vengadores fue que murió en batalla, esto para que nadie lo moleste y le permitan continuar en paz con su vejez. Es por esto que el funeral del Capitán América que vemos en este primer capítulo es simplemente un formalismo para el gobierno. Ahora que estamos en contexto, lo que nos llama la atención de esta escena, es como Sam, decide regalar el legado del Cap al gobierno, por no sentirse digno de esta responsabilidad.

Sus razones para hacer esto aún no las conocemos, pero está claro que las conoceremos muy pronto, pues al tener una menor cantidad de episodios, la historia avanzará más rápido. Por otro lado, tenemos a Bucky, quien ha recibido perdón presidencial, pero ello no es solución para la tortura que sigue sufriendo, por su antigua vida criminal, por lo que lo vemos tomando terapia. Volviendo a Sam, rápidamente pasamos a ciertos problemas que rodean a su familia, solo para al final caer con la noticia de que el gobierno acaba de nombrar a un tipo idéntico al Sr. Fredricksen de Up como el nuevo Capitán América.

Situación que termina de arruinar las cosas, pues después de lo que Rhodey nos cuenta, que el mundo es un desastre ahora, que las alianzas están rotas, se suma que un completo extraño tomará el manto del Capitán América, puesto que nosotros como fans reconocemos que no le pertenece. La también creciente amenaza de los FlagSmashers, nos hace pensar si realmente el mundo estaba mejor durante el Blip. ¿Thanos tenía la razón? Si las cosas se hubieran quedado tal como él las dejó, no tendríamos el mundo de cabeza como Wanda lo dejó, desatando el Darkhold, pero, en fin, cada quien saque sus propias conclusiones. Así que cuéntame tu opinión en los comentarios.

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
FuenteSantiago Naranjo
Artículo anteriorLanzan tráiler de ‘El Escuadrón Suicida’
Artículo siguiente5 razones por las que amar (u odiar) el cine de Tarantino