La nueva cinta del director chileno se viene con carga sexual. Estrenada recientemente el 27 de abril en Estados Unidos, dónde muchos ya se han deleitado con el debút en Hollywood de Sebastián Lelio, con su película titulada Disobedience.

La película del cineasta ganador del Oscar a ‘Mejor Película Extranjera’ por la cinta ‘Una Mujer Fantástica’ – nos cuenta la historia sobre dos mujeres judias ortodoxas Ronit (Rachel Weisz) y Esti (Rachel McAdams), quienes deben vivir en un romance prohibido.

Por estos días han hablado mucho sobre la escena de sexo que recrean ambas actrices. La protagonista y productora de Disobedience, Rachel Weisz, aseguró en una entrevista lo siguiente: “La escena de sexo es hermosa y muy importante. Sebastián la armó semanas antes de grabarla. Dejó en claro todo lo que quería: la humedad, yo escupiendo en la boca de Rachel y enfocarse en el orgasmo de Esti – mi personaje también tenía un orgasmo, pero tuve que aceptar, como productora, incluso aunque también era un buen orgasmo, que no era tan importante en la historia como el de Esti. En aquel momento, su orgasmo es ambas cosas: una liberación sexual y una metáfora de libertad, es como si se liberara para encontrar quién es en verdad”.

Por otro lado, y a pesar del que la religión tiene un papel importante como opresión a la sexualidad de ambas mujeres, Weisz asegura que este tema no es el antagonista de la cinta. “Sebastián estaba interesado en no tener villanos o satanizar a nadie en el filme. Sebastián aceptó la belleza y complicaciones de la religión, que existe en todas las religiones… el filme es una exploración más allá de una condena”.

Puedes revisar el trailer de la película acá:

 

Comentarios

Comentarios