Por muy reales que se vean los efectos de ‘Game Of Thrones’, muchas veces se deben correr riesgos para lograrlos, sino, pregúntenle a Kit Harington.

La octava y última temporada de ‘Game Of Thrones’ estrenó el domingo recién pasado en HBO.

Kit Harington, quien ocupa uno de los roles centrales en la aclamada serie, como Jon Snow, desclasificó un embarazoso momento que vivió en las grabaciones, dentro de un nuevo especial de Making Of, revelado hace algunos días. La curiosa experiencia revela lo riesgoso que puede significar para los actores el representar escenas fantásticas, en este caso arriba de un dragón.

Y es que el esperado regreso de ‘Game of Thrones’, trajo consigo un alucinante momento, la primera vez en que vimos a Jon Snow montando uno de los dragones de Daenerys Targaryen (Emilia Clark). Pero detrás de la espectacularidad, Kit Harington contó lo difícil que fue grabar la secuencia, en realidad sobre una pieza mecánica bastante distinta al dragón que se ve en pantalla. ‘Trabajar ahí encima no es fácil’, afirmó.

‘Lo peor fue el momento cuando Jon casi se cae. El dragón gira de forma muy violenta, y se me quedó un testículo atrapado. No tuve tiempo de decirles que parasen y empezaron a darme vueltas. En mi cabeza pensé: así es como termina todo, en esta cosa metálica, girándome literalmente sobre mis testículos’, explicó en el detrás de cámara.

Sin duda, el trabajo del actor finalmente no resulta tan simple como pareciera.

Comentarios

Comentarios