Edward Norton es, definitivamente, uno de los mejores actores de nuestro tiempo. Con memorables actuaciones en ‘American History X’, ‘Fight Club’, ‘Birdman’ y tantas otras películas, el actor ha desarrollado una carrera digna de admiración. Esto sumado a ser uno de los personajes de Hollywood con consciencia social y ambiental, habiendo sido embajador de la ONU y desarrollando constantes proyectos para mejorar la calidad de vida de otras personas, nos hace abrazar energéticamente a nuestro amigo Edward. Abrazarlo con amor.

El año 2000 Norton debutó como director en una comedia romántica llamada ‘Keeping The Faith’, protagonizándola él mismo junto a Ben Stiller y Jenna Elfman. Sin embargo no parecía que este rol le acomodara del todo ya que los años pasaron y nunca más lo vimos dirigiendo. Hoy, casi 20 años más tarde vuelve detrás de las cámaras con un proyecto que venía rondando su mente desde la misma época de ‘Keeping The Faith’: adaptar la novela ‘Motherless Brooklyn’ (título original de la cinta) de Jonathan Lethem publicada en 1999 para la pantalla grande. Y por fin, años después, aquí tenemos el resultado.

La historia se desarrolla en los años ‘50 y trata sobre el detective Lionel Essrog (Edward Norton), quien padece síndrome de Tourette. Luego de que su mentor y mejor amigo Frank Minna fuera asesinado, decide investigar qué fue lo que realmente pasó. Así, Lionel se embarca en la búsqueda del asesino de Frank y conoce diversos lugares y personas con las cuales nunca antes se habría relacionado.

‘Huérfanos de Brooklyn’ basa su atractivo principalmente en su estilo noir clásico, centrándose especialmente en el atractivo de los personajes y por supuesto, en su protagonista Lionel. Este personaje por sí solo es inmensamente atractivo, s decir ¿cuántas películas hemos visto protagonizadas por alguien que padece síndrome de Tourette? Y aquí tenemos a un actorazo interpretándolo, lo que como podrán adivinar, es alucinante. La actuación de Norton es tan exacta, orgánica y compleja que realmente Lionel nos atrapa desde el momento primero.

La cinta dirigida por Norton está realizada para todo aquel que gusta del cine clásico. Nos recuerda a aquella época en la cual Hollywood buscaba realizar un cine más humano, donde los efectos visuales pasan a ser inexistentes y quien gana es la historia que te atrapa y los personajes que te conquistan.

Como guinda de la torta, la historia trata de forma adicional todo lo que significa el racismo en Estados Unidos y cómo vivían las personas afrodecendientes en aquella época, situaciones que esperaríamos ya no existieran pero lamentablemente siguen sucediendo. Así, esta cinta pasa a ser parte de un cine no sólo melancólico, sino que también político e inclusivo.

‘Motherless Brooklyn’ es para toda persona amante del cine de antaño. Para toda persona que valora las clases magistrales de actuación en una película y para quien disfruta una historia con contenido inteligente, diferente, emotivo y sensible.

Comentarios

Comentarios