Estás son excelentes noticias para los millennials. La serie que ahora solo nos llena de nostalgia, pero que nos dio mucha entretención en los años 90’s, regresa a través de Netflix.

La serie que fue todo un éxito a mediados de la década de los noventa, llega este 2018, aunque está vez viene con un giro oscuro para captar nueva audiencia. La versión moderna de Archie, un personaje de cómics, se emitirá por Netflix. Son dos temporadas de 10 episodios cada una, y según sus creadores, será algo más cercana a películas como El Exorcista y La Semilla del Diablo que a la comedia adolescente que veíamos interpretar a Melissa Joan Hart.

Como en su adaptación original, Sabrina es una joven, medio bruja y media humana, que lucha para entender el mundo sobrenatural que se abre a su paso, mientras se apronta a madurar en casa de sus tías. Lo esotérico, lo prohibido lo oculto y el mal, tendrán esta vez, más protagonismo que toma referencia al cómic Chilling Adventures of Sabrina, una historia clásica a modo de drama de terror.  Existe un tebeo, se ubica en los años sesenta, y no se sabe de momento si esto será llevado a la adaptación televisiva.

El mismo guionista del cómic, Roberto Aguirre-Sacasa, será el encargado de adaptar a la bruja adolescente para la pantalla.

Roberto lleva meses hablando de la posibilidad de unir ambas series, y se refirió al tema: “Es una posibilidad, pero es complicado mezclar ambos mundos: introducir, en este mundo de misterios, un elemento sobrenatural. Creo que hay una manera de presentar a Sabrina sin ese elemento, pero es una bruja… y Sabrina siempre será más oscura. Riverdale está a un lado del río, y Greendale, donde vive ella, en el otro. Existe esa idea casi mítica de que a cada lado hay una realidad”. Explica, finalizando con que hay personajes que nunca pasaran de moda.

 

 

Comentarios

Comentarios