La ciencia ficción es como un campo minado. Un paso en falso, y tienes una muerte asegurada. Es un género donde todo es posible, pero no todo es permitido. Hay reglas que seguir, pero las mejores series y films son aquellas que las rompen.

Laeta Kalogridis es un nombre que inspira terror, pero a la vez alivio. Shutter Island de Scorsese nos da a entender a que estamos ante una gran guionista; pero el resto de su trabajo (léase Alexander de Oliver Stone, Terminator Genisys, Night Watch, Pathfinder) no ha sido bien tomado por la prensa, y en muchos de los casos, el público. Por ello, el hecho que ella esté a la cabeza de esta serie es preocupante. No sólo para mí, sino para aquellos que están leyendo y se están enterando de esta información.

Sin embargo, tal vez con el equipo correcto apoyándola, el mal agüero se va y la buena suerte entra en su lugar. Y ese parece ser el caso de Altered Carbon, por lo menos en el primer episodio.

Miguel Al Rescate

Como todos saben, el primer episodio de una serie funciona como una tarjeta de presentación. Por ende, es recomendado (por no decir, vital) que el productor encuentre y arme lo más cerca a un dream team. Ahora bien, sino puedes hallar lo mejor en cada departamento, no vendría mal tener un buen capitán al mando del barco. Y sin lugar a dudas, Laeta lo ha conseguido.

Miguel Sapochnik es un director que realmente no necesita ninguna introducción. Reconocido por su genial trabajo en Game of Thrones, este director Inglés ha dirigido todo desde House hasta True Detective, Falling Skies, Fringe, etc. Su nombre al final de la intro fueron lo suficiente para levantar mis expectativas.

La puesta en escena está bien lograda. Un buen ejemplo de ella es al inicio, cuando vemos a un buen número de soldados irrumpiendo en la habitación de nuestro protagonista, la colocación de la cámara dentro de la acción nos permite introducirnos dentro del caos que se libera en ese entonces, convirtiéndonos en protagonistas en vez de simples espectadores.

Un toque cinemático

Según varios reportes, Kalogridis tenía pensado inicialmente adapatar la aclamada novela de Richard K. Morgan a una película. Y aún cuando Netflix terminó ordenándola como serie, al ver la estética y look de la serie, se nota que nunca abandonaron la idea por completo.

El Director de Fotografía Neville Kidd no es un extraño en brindarle un look cinematográfico a la mayoría de sus trabajos. Outlander y Sherlock Holmes, por ejemplo, suelen tener un mayor cuidado en lo que a la fotografía se refiere. Cada episodio en esas se siente como si estuvieras viendo un film cortado en dos o diez partes, y lo mismo ocurre en Altered Carbon.

Con la única diferencia de la habitación al principio del episodio y algunos exteriores, Kidd y su equipo optan por el uso de luces frías. Una decisión nada innovadora, ya que la mayoría de los programas de ciencia ficción optan por este tipo de iluminación. Sin embargo, este mood encaja a la perfección con el mundo distópico y algo depresivo que se nos presenta a continuación.

Un Terreno Conocido

Por ordenes de arriba, no puedo revelar muchos detalles sobre la circunstancias que llevan a nuestro “héroe”, Takeshi Kovacs, a tratar de resolver la misteriosa muerte de uno de los hombres más ricos del planeta tierra. Pero la idea presentada en el trailer sobre la implementación de recuerdos en los cuerpos de las personas me hizo pensar en Total Recall. La escena al principio del trailer donde vemos a Joel Kinnaman flotando dentro del agua, tiene una vibra bien a lo Ghost In The Shell. La actuación y el diseño de producción nos recuerda inmediatamente a Blade RunnerBlade Runner 2049. La misma actuación de Kinnaman tiene su similitud con la de Gosling, mucho lenguaje corporal y pocas palabras.

Sin embargo, aunque veo trozos que apuntan y se inspiran en dichas producciones, Altered Carbon al final logra mantener cierta originalidad. Para que entiendan mejor, es algo así como el Baseball y el Softball – a primera vista parecen ser la misma cosa, pero son completamente diferentes.

En conclusión

El primer episodio de Altered Carbon es una buena, pero lenta introducción a una serie que promete mucho.

Muchas de las escenas de acción está reservada para los siguientes capítulos, pero lo poco que se nos brinda al inicio es suficiente para engancharnos.

Las actuaciones no son inmediatamente destacables. Pero de alguna forma nos permiten conocer a los protagonistas e introduce las diferentes dinámicas que se desarrollarán más adelante.

En fin, vale la pena.

Comentarios

Comentarios