‘La Vida Secreta de tus Mascotas 2’: Los animales llegaron a tomarse la cartelera una vez más

Por Macarena Carrere

Vuelve la compañía de producción Ilumination con la secuela de la película de mascotas estrenada en el año 2016. Y así como la primera entrega fue un completo éxito con su historia tipo “Toy Story”, esta segunda adquiere mayor identidad propia armando una cinta más de estilo coral con tres historias que, aunque todas están conectadas, vamos siguiendo cada una por separado durante la mayor parte de su desarrollo.

Las tres historias son protagonizadas por los tiernos animales que ya nos robaron el corazón durante la primera película: Max, Gidget y el conejo Snowbowl. El primero se enfrenta al estrés de la llegada de un niño a su hogar, con todo lo hermoso que le entrega este nuevo integrante, pero a la vez la inmensa responsabilidad que siente del bienestar del niño (al más estilo “padre primerizo”). Esto le ha traído una grave ansiedad que le ha generado una molestosa picazón, razón por la cual debe seguir el clásico tratamiento médico consistente en utilizar un hermoso y estiloso collar isabelino. Durante el tratamiento médico su familia decide ir a descansar a una granja, lugar donde Max debe enfrentar sus miedos y ansiedades. Gidget por su parte, es la cuidadora oficial del juguete favorito de Max mientras este no está en casa y su aventura comienza en el momento en el cual pierde este juguete en el departamento vecino de una anciana que vive con un gran número de animales felinos. Así, la gata Chloe le enseña a comportarse como gata para poder entrar y rescatar el preciado juguete. Finalmente tenemos la historia del pequeño conejo Snowbowl, quien sale en una misión de rescate con un nuevo personaje: la pequeña perrita Daisy, con quien de forma heroica, intentan salvar a un tigre que está siendo maltratado por el dueño de un circo local.

‘La Vida Secreta de tus Mascotas 2’ es una excelente secuela de la primera porque sigue la misma línea de la anterior dando un paso más allá en originalidad. El humor que se utiliza es bastante similar, humor que ya sabemos deja felices tanto a personas adultas como pequeñas.

Uno de los momentos más notables es cuando el conejo regalón de la saga fantasea con ser un súper héroe de cómic, dando paso a una secuencia de animación 2D realmente espectacular. La gata con problemas de peso también se roba la película cuando es sorprendida en pleno momento alucinógeno después de haber consumido un poco de hierba gatera y Gidget como reina gatuna es insuperable. Pero sin duda el pequeño conejo peludo lo lleva todo al siguiente nivel con el rap del panda al final de la película.

El film protagonizado por animales domésticos es una película que además de entretener, entrega una serie de mensajes muy emotivos e inmensamente importantes en torno a la relación de las personas humanas con los animales no-humanos. La historia del rescate al tigre blanco es precisa para el momento actual en el cual vivimos, ya que cada vez se está tomando más conciencia de que los animales de circo no están ahí por voluntad propia, sino que son entrenados a través de malos tratos, encierro y miedo. Animales y personas humanas merecemos el mismo respeto y eso es lo que esta sub-historia intenta transmitir. Por otra parte la relación entre Max y el pequeño niño demuestra que no solo somos los seres humanos quienes influenciamos la vida de los animales como nos mostraba la primera entrega, sino que también somos aprendices de nuestras mascotas pudiendo modificar nuestra forma de actuar y nuestra visión de vida gracias a ellas. El lazo entre las personas y animales puede ser tan fuerte como los lazos generados entre las mismas personas humanas, e incluso aún mayor. Y esta película es una oda a este tipo de relaciones.

Comentarios

Comentarios