La dupla de Carolina Adriazola y Jose Luis Sepulveda nos trae su nueva película “Harley Quinn” al SANFIC. A grandes rasgos este filme trata sobre la doble vida que lleva una mujer de Puente Alto y como se mezclan, enfrentando problemas que mas adelante se van incrementando.

Al momento de empezar es algo confuso, porque de entrada solo sabemos que hay un chico y una chica que quieren llegar a un lugar para realizar una sesión fotográfica. Por lo mismo nos damos cuenta de que ella es la protagonista. Con el pasar del filme vamos descubriendo el mundo en el que se desarrolla como madre y novia, aparte de ser stripper. Su sueño  es darse a conocer con este personaje el cual utiliza para promocionar una productora que tiene con dos de sus amigos. Todo iba bien en la productora hasta que nuestra protagonista discute con uno de los miembros de la productora y se termina disolviendo para luego dar lugar a una trama mas larga que es en la que, como stripper, quiere sobresalir con su alter ego del bate.

Su lenguaje es muy llamativo ya que los plano detalle nos van dando datos sobre como son los personajes y el mundo que los rodea, por ejemplo, nos muestra una imagen de la hija jugando y columpiándose donde anteriormente la madre estaba haciendo lo mismo pero eróticamente para promover la productora con un video. Esta nos deja muchos mensajes gracias a este lenguaje, como que aun existen gente con ideología nazi, que los vecinos envenenan a las mascotas de otros o que en los hogares mas humildes existen sueños muy grandes.

Entretenida sin intentarlo, funciona a grandes rasgos y nos muestra una realidad cruda, que sucede todos los días en los barrios que retrataron los directores. Fácil de digerir y comprender al inicio para luego sorprender con un final que te deja un gusto amargo. En conclusión nos hace identificar varios escenarios que nos presenta la realidad en nuestra vida.

Comentarios

Comentarios