Mi amigo Enzo llega a los cines el 12 de septiembre.

Enzo es el perro de Denny, un piloto de carreras que desea convertirse en competidor de Formula Uno y a través de su sueño, Enzo va aprendiendo sobre las carreras y de una manera filosófica, aplica estos conceptos en la vida. Una historia de amistad donde demuestra que el perro, mas que mejor amigo del hombre, es un compañero de vida, es parte de la familia.

La película en un principio nos deja claro que estamos viendo el final, pero toma de forma inteligente la narración para hacernos entender que veremos como es que, el personaje principal canino, ha llegado hasta ahí. Si, la película tiene momentos narrativos y están muy bien diseñados, ya que funciona y muy bien, porque gracias a esto logramos empatizar con la historia humana.

Las imágenes son bastante simples, pero entretenidas. Lo interesante de la película es la historia y como este perro la va dirigiendo, nos va contando lo suficiente, ni mas ni menos de lo que deberíamos saber. Tiene el corte perfecto, dura lo que debería durar y no es la típica película sobre la historia de una mascota que sufre, ya que como narrador, este se convierte en el hilo conductor y queda a la perfección. Tampoco significa que perdamos de vista a Enzo, pero podemos sentirlo como un familiar ya que le dan humanidad, logra conmovernos de principio a fin.

Al final en la unión de todos los puntos nos da una historia muy diferente a lo que quizá imaginábamos, pero de buena manera, ya que logra sorprender, lo hace en lo simple y esto tan simple lo vuelve maravilloso, este perro nos hace sentirnos como si fuéramos el y a través de sus ojos logramos empatizar con toda la familia. Enzo logra enseñarte mucho mas de los humanos que ellos mismos.

Comentarios

Comentarios