Después del episodio 7 “El despertar de la fuerza”,  J.J. Abrams vuelve a la silla de director en esta cinta para concluir con la trilogía. Ya han pasado 4 años desde que Abrams comenzó este viaje, ausentándose en el episodio 8, “Los últimos jedi”, a cargo de Rian Johnson.

“Star Wars: El ascenso de skywalker” está repleto de guiños a la saga (no esperábamos menos), que vienen a remover las entrañas y nostalgia de todo el que se haga llamar fanático de la franquicia. El lado oscuro y la luz, resaltan en esta película como uno de sus pilares fundamentales en el desarrollo y conexión entre Kylo y Rey, ya que conllevan muchas sorpresas inesperadas consigo.

Entendiendo que el episodio 8 no tuvo la mejor acogida en la comunidad y críticos, “ Star Wars: El ascenso de skywalker”, tenía una tarea difícil, darle la continuidad y cierre a esta historia, que creemos que fue bien lograda pero sin mayores espectacularidades.

El regreso de antiguos personajes como el mismísimo emperador Palpatine, nos deja con una sensación de comodín para tapar algunos agujeros argumentales, pero que termina para sorpresa nuestra, calzando de una forma natural.

Debemos resaltar que los efectos especiales de esta película se ven de maravilla, logrando transportarnos al universo de Star Wars y sus confines desconocidos. La banda sonora a cargo del ya legendario John Williams, cumple su tarea a la perfección.

El desarrollo narrativo de “Star Wars: El ascenso de skywalker”, nos deja al final con un gusto un poco acelerado en la conclusión de alguno de sus personajes y quedando un poco en la neblina su futuro.

Esta es la última aparición de la ya fallecida actriz y princesa de todos, Carrie Fisher, despertando nuestras más profundas lagrimas y recuerdos de aquella pasada trilogía de episodios 4,5 y 6, siendo clave, la participación de la generala, Leia Organa en esta cinta.

Sin duda es una película que no te puedes perder, ya que cierra de manera redonda el ciclo de esta trilogía.

Comentarios

Comentarios