En un momento en donde cada vez más las personas no quieren tener hijos (entre las cuales me incluyo), sale esta película que parece la versión moderna de Yerma, el clásico teatral de García Lorca. Una mujer lucha por ser madre, pero su cuerpo, o algo -tal vez divino- no se lo permite.

Esto desemboca en otra lucha, la de superación emocional; una mujer, profesional, esposa, hija y sobre todo humana, se va enfrentando a ella misma y a sus propias frustraciones, mientras su rabia y su estado de ánimo le van sirviendo de purga para deshacerse de todo lo que no le sirve a su alrededor.

‘Pieces of Woman’, es de ese tipo de películas que uno agradece ver, está bien escrita, bien realizada y bien interpretada. Aunque tengo que confesar que hay cosas de la actriz, (que me parece tremenda intérprete) que aún no me terminan de convencer, hay posturas muy distantes y muy frías inclusive antes de la pérdida, por lo que esa curva emocional no es tan drástica, es su personalidad quizás, pero personalmente me hizo falta un poco de verdad, por ejemplo, dentro de esas cositas desacertadas se darán cuenta, que el personaje se acomoda exageradamente el cabello en toda la película, no importa la emoción por la que esté transitando, hay una forma de acomodarse el cabello igual, lo que terminan cortando la carga que trae; lo sé, es una bobada, pero es una bobada que incomoda. Por lo demás, está muy bien.

El personaje de la mamá es visceral, se despecha un par de escenas potentísimas; con una mirada o con un suspiro, llena la escena de emoción. Ah, ¿y qué decir del patán que tiene por esposo? Me parece la interpretación más sólida, con una curva más clara y con una postura que increíblemente termina siendo más pusilánime de lo uno pensaba que podría llegar a ser.

Para terminar, creo que es una película sencilla pero muy poderosa, hecha además para que cualquiera pueda disfrutarla y sentirse identificada con ella. Al final, me quedó con el comentario que me hizo mi padre después de verla, mensaje que les comparto a continuación y a la que no le cambio ni una coma.

“Fragmentos de una mujer, una película “terriblemente” bella e inteligente. La secuencia del parto lo sufrí tanto como si fuera el padre, tanto que me estresé. Las actuaciones son exquisitas. En la revelada de la foto dentro del químico ella vuelve a parir a la niña para devolverle el sentido a su vida. Las semillas de manzana germinadas premonición de su capacidad para dar vida. Hay mucho detalle bien logrado, ese paso de tiempo mes a mes…”

Por Marcelino Cuéllar Castro.

Si les gustó el artículo, recuerden que me pueden seguir en Instagram como @marcelinocc16.

Comentarios

Comentarios