Battle Angel: La Última Guerra es una película del director Robert Rodríguez, quien se destaca por la ser un gran narrador. Grandes filmes han relatado historias memorables, como El Mariachi, Sin city, Machete y en cada una de ellas los efectos especiales nos han sorprendido y cuando supimos que además trabajaría junto a James Cameron y su brillante repertorio, entre ellos Avatar y Titanic, sabíamos que vendría algo bueno y no nos equivocamos.

En Iron City viven los marginados, son humanos y cyborgs a la vez, y están excluidos de Zalem, la ciudad de arriba donde habitan las personas con más privilegios. En esta lucha de clases los bandos se forman, donde Alita va descubriendo la bondad y crueldad del mundo a su propio ritmo, y comprendiendo su propia historia. Ella tiene de aliados al Dr. Ido, la enfermera Gerhad y a Hugo (interpretado por Keean Johnson, quien viste una copia del outfit de Robert Rodriguez con todo y paliacate).

En el caso de Battle Angel, la historia transcurre en el año 2563 y con el doctor especializado en partes robóticas, Dyson Ido (Christoph Waltz), un habitante de Iron City que encuentra en el basurero los restos de Alita, a quien reconstruye y vuelve a la vida. Ella –en una suerte de Pinocho que va descubriendo el mundo–, pronto se dará cuenta de que su pasado está ligado a una guerra que ocurrió en la Tierra muchos años atrás.

Lo primero que resalta en la película son los enormes y expresivos ojos que el equipo de efectos visuales le colocó al rostro de la destacada actriz Rosa Salazar pero lo cierto es que su actuación natural e inocente hace que nos encariñemos con el personaje. La actriz que da vida a Alita, anteriormente había actuado en cintas como Maze Runner y Birdbox. También da voz al personaje de la señorita Benítez en la serie animada de Netflix Big Mouth.

Rodríguez, junto a Jon Landau, productor de la cinta, explicaron que se trata efectivamente de un tributo a los diseños originales de los personajes y a los ojos grandes y estilizados que la animación. “Los ojos del manga y el anime, que hemos visto desde la década de los 30 y desde Astro Boy nunca han sido mostrados de manera fotorrealista. Así que cuando vemos un anime adaptado, no se siente tan fiel”, explicó el director de la cinta.

En ‘Alita, Ángel de combate’ hay al menos tres visionarios: Robert Rodríguez, su director; James Cameron, su productor y coguionista; y Yukito Kishiro, creador del Seinen original. La intención, según Cameron y Rodríguez, era poder llevar la estética popular del anime a un campo de actuación muy realista, donde sin duda la tecnologia es una tónica compartida en las adaptaciones soñadas de Cameron, y Rodríguez.

Por su parte la actriz Rosa Salazar ya está más que lista para regresar al universo Alita nuevamente. En una entrevista reciente, Salazar explicó que, como actriz, le gusta mucho trabajar en proyectos que utilizan tecnología de punta para contar sus historias:

‘Sí, por supuesto. Me encantaria interpretar a Alita de nuevo. Me gusta tener una forma de escapar completamente de mi forma física de alguna manera. Me gusta dejar atrás este cuerpo y crear a alguien completamente nuevo, que existe en otra dimensión’.

Si no la has visto y lo dudas, te dejamos el trailer de Battle Angel a continuación

Comentarios

Comentarios