Dirigida por Giovanni Troilo, ‘Frida: Viva la Vida’ es una amable pincelada a través de la obra artística de la hoy día convertida en ícono pop, Frida Kahlo. Mujer revolucionaria conocida por su arte, su imágen y su historia.

Así como existen artistas que pintan sus sueños, Frida se pintaba a sí misma: ‘Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco’ decía ella. Y qué cuadros más particulares salieron desde esta ideología. Muchas veces comparada con el movimiento surrealista europeo, movimiento del cual ella misma negó ser parte: ella solo quería que la asociaran al arte mexicano y se desenmarcaba de todo lo que fuese cultura no-latina, demostrando su más fiel amor y admiración a su propia tierra.

La vida de Frida Kahlo es dolorosa. Un accidente de pequeña la dejó con dolencias físicas durante toda su vida, siendo finalmente la principal razón de su muerte a sus cortos 47 años. Sin embargo también fue la principal razón por la cual comenzó a pintar, lo que nos demuestra esta hermosa dualidad a la cual ella misma honraba a través de su arte: cómo puede ser que algo que nos produce tanto dolor sea también la fuente de nuestra alegría. Y es que para Frida la luz y la obscuridad eran parte de un todo. Así como su vida fue dolorosa, también fue hermosa. Frida sufría pero también reía a carcajadas.

La vida de la artista mexicana es simplemente inseparable de su obra: su arte es biográfico y solo podemos comprenderlo si conocemos su historia de vida. Es por eso que este documental a pesar de repasar principalmente su obra, necesariamente debe revisar su biografía. Y así vamos conociendo no solo a la artista y al ícono, sino también a la persona.

Su último cuadro “Viva la Vida” es la demostración de que, aunque solo recordemos la parte trágica de su historia, su vida fue mucho más que eso. Su vida fue mucho más que su arte, sino que también fueron sus objetos, sus relaciones, su cotidianidad e intimidad. Sus últimas palabras en su diario de vida fueron: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”. En este documental podrás conocer no solo la tragedia de Frida Kahlo, sino también sus alegrías: su vida.

Comentarios

Comentarios