Debo reconocer que al enfrentarme a las películas siempre me he entregado a liberarme de cada una de mis emociones, cosa que se me hace difícil en la vida. Dentro de las últimas cintas que he disfrutado y me han llevado al llanto, ninguna se compara a La Despedida. Sin duda es de lo más emotivo que he visto en el último tiempo.

La cinta se trata sobre una mujer que reúne a sus hijas con sus parejas, a su mejor amiga, su nieto y a su marido quien la acompaña, para pasar un fin de semana perfecto antes de cometer eutanasia (ilegal), y pasar sus últimos momentos con ellos llena de amor y felicidad. La decisión de ella se debe a una enfermedad que la va poco a poco deteriorando, y no quiere pasar los últimos momentos de su vida conectada a un maquina sin poder respirar o comer por si sola, de ahí radica que su familia la apoye.

Indiscutiblemente el fin de semana no sucede todo como ella tenia planeado, debido a las emociones que implica, por parte de sus hijas (Winslet y Wasikowska), el miedo de perder a su madre.

La Despedida (Blackbird) tiene muchos momentos de humor, conflicto familiar, pero, sobre todo, amor. Indirectamente, la película también es una crítica a todos esos países o lugares que no permiten la eutanasia como opción para las personas que no quieren pasar el resto de sus vidas enfrentando enfermedades que implican perderlo todo.

Pasarse la vida ignorando la propia es una de las cualidades más perturbadoras de los seres humanos. Generalmente creemos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer las cosas y no nos detenemos por ningún momento a mirar a nuestro alrededor y valorar esos pequeños detalles. Cenar con la familia, abrazar a quienes queremos, disfrutar de una conversación. Puede sonar incluso cliché decirlo, pero La Despedida (Blackbird): Por una maravillosa vida…, sin ser una película cursi que habla sobre la la esperanza, indirectamente nos invita a vivir.

La película tiene fecha de estreno para el 13 de mayo por www.cining.cl

  • Año:2021
  • Director: Roger Michell
  • Elenco: Susan Sarandon, Kate Winslet, Mia Wasikowska, Sam Neill, Rainn Wilson, Lindsay Duncan.

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
FuenteBenjamín Scott
Artículo anterior100% lobo: ¿Le dicen ustedes… o le digo yo?
Artículo siguienteTalentos Inesperados (Military Wives): una película imperdible