Marie Curie (María Saloea Skłodowska), física y química polaca, nacida en 1867, lucho incansablemente en un mundo de ciencia, dominado por hombres, y en el cual no tenían cabida todos sus experimentos, descubrimientos y avances en la ciencia, pero gracias a su incansable trabajo, logró ganar dos premios nobel (Física en 1903, compartido con su esposo y con Henri Becquerel y el de Química en 1911). Entre sus principales logros científicos, están, el descubrimiento del Polonio y del Radio (ambos elementos radioactivos de la tabla periódica), los cuales surgieron en el desarrollo de su tesis doctoral, en la que estaba estudiando la radiación emitida por las sales de uranio.

La directora, dentro de su manera particular de contar historias y dentro de un estilo muy característico, logra envolvernos de esta historia, enfocada principalmente en la lucha que llevo Marie Curie para destacar dentro de un mundo de hombres, dominados por el patriarcado. Además de adentrarnos en la vida personal de la protagonista, mostrándonos su historia de amor, unida siempre por la ciencia, el dolor de ver morir a su amado y el mostrarnos como el mayor logro, su mayor orgullo, se transformó en la causa principal de su muerte.

Es impecable como a pesar de ser una historia conocida, una biografía que todos hemos estudiado en algún momento (en clases de química o física en secundaria), la directora logra llevar el foco, a la lucha feminista, a la ingobernabilidad del personaje y como supo interponerse a cada momento, en ese mundo académico, lleno de prejuicios y de conductas machistas y patriarcales, que intentaban hundir a Marie a cada momento, poniendo trabas a cada desarrollo, tanto así que si no hubiese sido por la exigencia de Piere Curie, el premio nobel de física no tendría incluido el nombre de Marie Curie, a pesar de la importancia de los aportes realizados por ella.

Los cameos que realiza la directora son dignos de destacar, el descubrimiento de los rayos X, a cargo del físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen y en particular el impacto de estos avances en el desarrollo de la medicina moderna. Lo más impactante de estos cameos es el desarrollo armamentista (bomba nuclear en Hiroshima) y en las catástrofes nucleares más impactantes de la historia.

Es por si sola una pieza increíble, que mezcla toques de historia, una vida de dolor, de lucha y de grandes logros, 103 minutos para disfrutar, un imperdible que nos trae Netflix.

  • Título: Radioactive (Madame Curie)
  • Año de estreno: 2020
  • Directora: Marjane Satrapi
  • Protagonista: Rosamund Pike
  • Duración: 103 minutos
  • Plataforma: Netflix

Comentarios

Comentarios

VíaMundo Películas
FuenteCamilo Solís Ruiz
Artículo anteriorRetro-análisis: Vértigo como una lección de cine de suspenso
Artículo siguienteAclamada película The Father tendrá premiere online