Por Daniel Fonseca

El actor que interpretó a Anakin en La amenaza fantasma dejó la actuación por el bullying que sufrió por su interpretación. El actor que interpretó a JarJar Binks casi cometió suicidio debido al acoso que sufría. John Boyega vio como intentaban hacer boicot a la película por estar en el reparto. Kelly Marie Tran y Daisy Ridley borraron sus redes sociales por el acoso. George Lucas vendió su franquicia millonaria que cambió la historia del cine porque ya no disfrutaba hacer películas.

- Publicidad -

Si no eres parte de la turba violenta no tienes que sentirte identificado. Si no eres de los que acosan a actores por sus papeles esto no va sobre ti. Y no, no son solo unos pocos. Son miles y miles. Los fanboys de Star Wars son de los peores, y una de las comunidades más toxicas relacionadas al cine que hemos visto.

Star Wars cambió el cine tal y como lo conocemos. Su impacto fue comparable a la invención del cine sonoro, el cine a color o el CGI. Los blockbuster no serían lo mismo luego de que George Lucas presentara al mundo su proyecto, reuniendo millones de fans que se juntaban para rendirle culto a esta gran saga. Generación tras generación se han reunido, vigilantes, a proteger el objeto de su amor de maneras que muchas veces rayan lo enfermizo. No iban a debatir que estaba mal, no se juntaban a discutir qué era lo que no les había gustado. Iban a hacer daño como si fueran niños pequeños haciendo una rabieta y hasta ahora no se han topado con la cruda realidad: A los fans de Star Wars no les gusta Star Wars.

Actualmente hay un movimiento que quiere reunir firmas para rehacer Los últimos Jedi, película que consideran que arruina el valor original de la saga. Pero cuando se estrenó El despertar de la fuerza, recibió muchas críticas por “parecerse demasiado a Una nueva esperanza”. Rogue One recibió muchas críticas negativas por diversas razones y Solo ha tenido una recaudación de taquilla tan mediocre que se está valorando la viabilidad de futuros spin off como el de Obi Wan Kenobi. Y no hace falta mencionar que La Amenaza Fantasma y El Ataque de los clones son odiadas por la mayoría de los fans.

Este fenómeno no se ha visto en ninguna otra franquicia. Con el estreno de las nuevas películas de Star Trek la mayoría de los fans reaccionaron positivamente. Pero Star Wars conglomera algunos de los fans más tóxicos que hay, que se dedican a intentar destruir aquello que dicen amar y a todos los involucrados en su creación. A día de hoy Star Wars tiene diez películas y a ellos solo les gustan tres.

Como dijo Andrew Dobson,  por eso Kylo Ren es un villano tan interesante. Antes de su evolución en Los últimos Jedi es egoísta, inmaduro, berrinchudo y violento soñando con glorias del pasado de las que nunca formó parte. Al final del día es solo un cosplayer furioso, quizá son los creadores sosteniendo un espejo frente a los fans y diciendo “Este eres tú”.

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -