El filme “Sumergida”, nos cuenta la historia de Angela (Luna Martinez), una nadadora que tiene problemas para dormir y sumado a esto, una relación poco cariñosa con su madre, la que repentinamente desaparece.

La trama principal te mantiene alerta constantemente ya que el lenguaje es directo, a ratos mezclado con escenas poco comunes de personas extrañas o historias que nos contaban nuestros abuelos, que te hacen preguntarte si es real lo que esta sucediendo o si en algún momento realmente vas entender lo que estas viendo. No se confundan, es intrigante y te llena de ganas de saber el desenlace pero se va poniendo frenético como si realmente estuvieras sumergido en una piscina.

Agradezco mucho los papeles secundarios ya que enriquecen la historia y ninguno está demás porque todos cumplen una tarea distinta dentro del mundo de Angela. destaco a Katy Kovaleszko, que a pesar de no tener tantas escenas dentro de la película, cumple en su rol de madre loca y controladora sin duda alguna, puesto que en una escena pude ver completamente la tridimensionalidad de su personaje.

Para atesorar y recordar, este viaje psicológico nos muestra y nos dice mil veces que para poder salir a flote y recuperarnos hay que soltar las cosas que nos hacen daño.

Comentarios

Comentarios