Estaba pensando sobre qué película escribir esta semana, porque la verdad, es que con todo esto de la cuarentena y el teletrabajo, no había podido ver cine en estos últimos días, pero hablando con mi papá me dijo; “sabe de cuál hable, de Mi Obra Maestra’, al principio pensé que mejor no porque ya la había visto hace mucho, pero la verdad es que me bastó con ver una escena para refrescar mi memoria, sobre esta pequeña joya argentina. 

A priori, quiero decir que este no será un artículo sobre escenas o actuaciones, tampoco será una crítica o un análisis, será más bien un pensamiento, bastante impresionista, sobre lo que esta película me despierta. 

¿Han sentido que a la vez que crecen se van quedando con menos amigos? Pues imagínense tener 65 años aproximadamente y ser un artista, seguro que los amigos se cuentan con un solo dedo. 

Esta película nos muestra una entrañable amistad entre un pintor y su manager, sí, muy al estilo de ‘El método Kominsky’, que entre risas y enojos tratan de reactivar la carrera del artista en lo que podría ser el ocaso de su vida. El valor de la amistad está latente en todo el metraje, algo así como ‘Intocables’ pero más indie y más latino. 

La cinta te hará pensar en ese verdadero amigo al que recurres cuando las cosas van mal, el mismo que no se enoja, cuando te vuelves ingrato porque las cosas van bien. 

En esa historia de amistad, también se desarrollará la búsqueda de los artistas y los vaivenes por los que tiene que atravesar todo aquel que hace arte. Se encontrarán con diálogos memorables y seguramente les despertará muchas emociones, les tocará la fibra. 

La verdad, es que me quedaría corto haciendo una análisis o una reseña, por eso, esta semana he decidido aprovechar este espacio, para recomendarles esta película sin ninguna etiqueta y sin ninguna pretensión, si ustedes son músicos, artistas plásticos, escritores, pintores, actores, bailarines o cualquier cosa relacionada al arte, seguramente se sentirán identificados y les sacará más de una sonrisa. Hoy les regalo esta pequeña joya argentina. 

Por Marcelino Cuéllar Castro

La película está disponible en Netflix.

Comentarios

Comentarios