Ganar un Oscar es lo mismo que ser reconocido como lo mejor de lo mejor en la industria cinematográfica. Sin embargo, algunos que son considerados como “los mejores” nunca han ganado la ansiada estatuilla. Repasamos algunos de estas ¿injusticias? Más impactantes.

Alfred Hitchcock: A pesar de ser uno de los directores más influyentes en el cine y uno de los personajes más importantes en la industria su trabajo como director nunca fue reconocido por la academia.

Charles Chaplin: Ni como director ni como actor, la cara del cine mudo solo se llevó la estatuilla en premios honoríficos y por banda sonora. Como actor solo estuvo nominado por El gran dictador.

Liam Neeson: De no haber sido porque en 1994 competía contra Tom Hanks y su papel en Philadelphia, Neeson se hubiera llevado el premio por su magistral interpretación en La lista de Schindler. Pero el hubiera no existe.

Stanley Kurbrick: Uno de los argumentos más usados para dirigirse contra los premios de la academia es la falta de galardones al mejor director al que es considerado por muchos como el mejor director de todos los tiempos. Y tal vez razón no les falte.

Orson Welles: Repitiendo el patrón de Chaplin, el actor principal, guionista y director de la que es considerada la mejor película de todos los tiempos, Welles solo se llevó el Oscar por coescribir el guion. Ni su maestría actuando o dirigiendo fue reconocida.

Jhonny Depp: Si bien quienes dicen que Depp viene interpretando el mismo papel durante los últimos 20 años no están tan lejos de la realidad, Depp fue uno de los mejores actores de los 90’s y su carrera está llena de varias excelentes interpretaciones que no han sido premiadas.

Tom Cruise: Le pasa lo mismo que al anterior, en los 80’s y 90’s participo en filmes que bien pudieron valerle el Oscar como Nacido el cuatro de Julio (que perdió la estatuilla contra Daniel Day-Lewis), Magnolia o Jerry McGuire pero que no llegaron a más.

Quentin Tarantino: Uno de los directores más influyentes de la era moderna y ganador de una Palma de oro parece que el trabajo de Tarantino solo será premiado en festivales internacionales y en el corazón de los cinéfilos.

Harrison Ford: Ser el mayor héroe de acción de la segunda mitad del siglo XX no parece ser suficiente para la academia que solo lo nominó una vez, por Único testigo, en 1986.

Ridley Scott: Se dice que Ridley Scott solo puede hacer dos tipos de películas: las muy buenas y las muy malas. Blade Runner, Alien, Gladiador o La caída del halcón negro no parecen ser suficiente para ganarse la estatuilla dorada.

 

¿A quién más agregas a la lista?

Síguenos en Instagram –> Mundo_Peliculas

Comentarios

Comentarios